Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia descarta imponer controles de capital incluso si el petróleo se desploma a 60 dólares por barril

El Banco Central de Rusia no se plantea introducir restricciones al libre movimiento transfronterizo de capitales y divisas incluso en el peor escenario previsto, donde el precio del barril de petróleo bajaría hasta los 60 dólares, según indicó este jueves Elvira Nabiullina, gobernadora de la institución.
"No habrá ninguna restricción, ni siquiera en el escenario de estrés", aseguró Nabiulina a la prensa en el marco de un evento con inversores celebrado en Moscú.
El instituto emisor ruso indicó que maneja un 'escenario estresado' adicional para su política monetaria aparte de los tres escenarios ya establecidos, incluyendo una caída del precio del petróleo hasta los 60 dólares por barril.
"Sólo estamos desarrollándo este escenario, pero no consideramos la posibilidad de introducir tales restricciones (...) En nuestra opinión son ineficientes y nuestra experiencia demuestra que no pueden ser efectivos", dijo Nabiulina.
"Cuando hablamos de un escenario de estrés queremos entender dónde habría deficiencias, amenazas sistémicas, problemas y cómo deberíamos preparar nuestra política monetaria para afrontarlos", añadió.
En su escenario base para el periodo 2015-2017, el Banco de Rusia contempla un precio del crudo superior a 100 dólares para la variedad de crudo de los Urales, que cotiza con una ligera prima sobre el Brent. Hasta ahora, el escenario más pesimista de la entidad contemplaba un precio de 86,5 dólares por barril para 2017.