Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia no descarta prestar ayuda a la UE

Rusia se ha mostrado dispuesta a contribuir al auxilio de la UE en el caso de recibir una petición en este sentido y sobre una base bilateral, según reconoció Arkadi Dvorkovich, asesor económico del Kremlin, en una entrevista con la emisora 'La Voz de Rusia', donde, no obstante, subrayó que la fórmula primordial para canalizar estas ayudas sería el Fondo Monetario Internacional (FMI).
"Rusia, como otros países del grupo de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) está lista para participar en los mecanismos de estabilización financiera, primordialmente a través del FMI", indicó Dvorkovich.
No obstante, el asesor económico del Kremlin matizó que "en el caso de que fuera requerido, se produjese esta solicitud y sobre una base bilateral, ya sea con la UE o el fondo europeo, examinaremos tales propuestas con normalidad".
Así, el funcionario reiteró que, si bien el Gobierno ruso prefiere una solución liderada por el FMI y que esta será la opción que planteará internacionalmente, "si por alguna razón son necesarias soluciones adicionales asociadas a medidas bilaterales, tomaremos en consideración tales mecanismos y decidiremos".
De este modo, al ser cuestionado por la posible compra de bonos de España o Italia Dvorkovich aclaró que Rusia distribuye sus reservas entre la deuda de muchos gobiernos y hasta la fecha "no hay planes concretos para la adquisición de deuda de países concretos".
"Tenemos tiempo para la redistribución de nuestra cartera. Algunas inversiones crecen y otras disminuyen. Hubo un tiempo en el que prevalecía la proporción de deuda estadounidense y ahora es inferior al 50%; tales movimientos son normales", indicó.
"Si la crisis hiciera necesario incrementar la inversión en valores europeos, tales decisiones pueden adoptarse, aunque valorando los riesgos", dijo Dvorkovich.
Respecto a la cumbre de este miércoles y la reunión del G-20 del próximo mes de noviembre, Dvorkovich subrayó la necesidad de que los líderes políticos hagan todo lo posible para resolver la crisis, ya que la estabilidad de la eurozona representa un elemento clave a la hora de evitar una recesión mundial y una nueva ola de crisis económica.