Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia vuelve a suministrar gas a Europa

El primer ministro ruso Vladimir Putin y la primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko, durante sus negociaciones este fin de semana. Foto EFE.telecinco.es
Desde Kiev, fuentes de la compañía ucraniana Ukrtransgaz han confirmado que el combustible ha empezado a llegar a los gasoductos de Ucrania, por donde pasa el 80 por ciento del gas que Rusia exporta a Europa. "El gas ha comenzado a llegar, en particular desde la estación 'Sudzha'. En estos momento se equiparan las presiones de la tuberías. Es un proceso paulatino", ha dicho una fuente de Ukrtransgaz citada por la agencia rusa Itar-Tass.
La víspera, Rusia y Ucrania firmaron nuevos contratos, por diez años, de suministros de gas a Ucrania y de tránsito a Europa del carburante ruso por el territorio de Ucrania. La firma de dichos documentos era considerada por Moscú y Kiev condición indispensable para el restablecimiento de los suministros a Europa a través de Ucrania. Según la gasística estatal ucraniana Naftogaz, los consumidores europeos comenzaran a recibir el combustible ruso en el curso de 36 horas.
Sin embargo, y ante la experiencia de una nueva guerra gasística, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso ya ha avisado de que la crisis ha demostrado que ni Moscú ni Kiev son fiables, lo que a su juicio hace todavía más necesario reducir la dependencia energética de la UE respecto a Rusia. "Es poco prudente que un país confíe en un único proveedor", ha dicho Barroso, que abogó por "diversificar" los países de origen de la energía, las rutas de tránsito y las propias fuentes de energía para reforzar la seguridad energética de la UE.
El mandatario europeo ha insistido en que "no es un mensaje contra Rusia" pero ha enfatizado que es un "hecho objetivo" que "el gas de Rusia no llegó a la UE a través de Ucrania" durante los últimos días. El presidente del Ejecutivo comunitario ha reiterado además que Rusia y Ucrania son "dos socios muy importantes" para la UE. No obstante, ha destacado que ambos países han demostrado ser socios "no seguros" por lo que se refiere al suministro y tránsito de gas y se declaró "muy decepcionado" por las tácticas negociadoras de Moscú y Kiev.
Acuerdo en las tarifas
Gazprom amenazó a Naftogaz con subir el precio a Ucrania en 2009 de los 179,5 dólares actuales a 418 dólares por mil metros cúbicos de carburante si Kiev no saldaba hasta el Año Nuevo todas sus deudas de gas y no firmaba los contratos de suministro en el año entrante. El pasado 1 de enero Gazprom cortó los suministros al país vecino tras no llegar a un acuerdo de tarifas. El 7 de enero, después de acusar reiteradamente a Ucrania de robar el gas ruso destinado a los consumidores europeos, Moscú ordenó el corte total de los suministros a Europa a través de Ucrania.
Entre tanto, el Kremlin apeló a la Unión Europea, que se negó a actuar como intermediaria y que amenazó incluso con revisar sus relaciones con Rusia y Ucrania si los dos países no resolvían con urgencia sus diferencias comerciales, que dejaron a gran parte de Europa sin gas natural.
El acuerdo se ha producido después de un fin de semana de maratonianas jornadas de negociaciones y desacuerdos durante las cuales tanto Putin como su homóloga ucraniana ya aseguraron la pronta reanudación de los suministros de gas a Europa, tras llegar a un acuerdo de tarifas para el carburante ruso destinado a Ucrania.
MV