Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La SEPI confía en tener 341 millones de beneficio el año próximo y no hará ningún ajuste de plantilla

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) confía en cerrar el ejercicio 2015 con un beneficio de 341 millones de euros y un volumen de negocio de unos 4.725 millones de euros, sin tener que recurrir a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) ni aportar al déficit público, y sin prever tampoco ningún ajuste de plantilla.
Así lo ha señalado el presidente de SEPI, Ramón Aguirre, durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, destacando que la previsión de resultados para el próximo año es "claramente positiva".
Además, ha recordado que los 341 millones de euros de beneficios previstos podrían llegar a 458 millones si no fuera por los compromisos laborales "preexistentes" con el Grupo Izar y el Grupo Humosa, que detraerán 275 millones de sus recursos. Y ha precisado que se aportarán 350 millones para compensar pérdidas de Hunosa, Izar y Navantia.
CUENTAS SANEADAS
Estos resultados serán posibles gracias a un volumen de negocio que se estima próximo a los 4.725 millones de euros en 2015 y un nivel de tesorería a principios de año de 396 millones de euros, que permitirán cubrir las posibles "tensiones" que se producirán en caso de que se materialicen determinadas operaciones societarias previstas.
"Todo esto nos permite volver a decir, tras cuatro años consecutivos, que la SEPI no va a contribuir a tensionar el déficit público y que no apelará a Presupuestos en ningún momento", se ha congratulado el presidente del 'holding' empresarial público, que aglutina a una treintena de empresas.
Además, ha destacado también la "senda de descenso" que sigue la deuda de la Sociedad, que cerrará el próximo año en 344 millones de euros (2,65% del balance total), muy por debajo de los 536 millones con que se inició la legislatura, lo que "encierra un signo de fortaleza de las cuentas".
TRABAJADORES DEL GRUPO
Con respecto al empleo, Ramón Aguirre ha señalado que el próximo año se perderán unos 1.520 puestos de trabajo (2% de la plantilla), fundamentalmente por "factores vegetativos", con lo que a final del ejercicio la SEPI contará con 71.757 empleados. "No hay previsión de ningún ajuste de plantilla", ha asegurado el presidente.
En este sentido, ha aprovechado la ocasión para agradecer a los trabajadores de todas las empresas del 'holding' el "enérgico esfuerzo" que han realizado a lo largo de un ejercicio "donde las limitaciones de plantilla y retribuciones" han sido aún significativas.
A renglón seguido, ha destacado también que el informe de auditoría sobre las cuentas consolidadas anuales de la SEPI de 2012, 2013 y 2014 que ha realizado la Administración General del Estado ha resultado "limpio", lo que "pone en evidencia que todos los objetivos de transparencia y equilibrio de las cuentas se han cumplido".
DETALLE DE EMPRESAS
Entrando en la valoración concreta de algunas de las empresas de la sociedad, Ramón Aguirre ha destacado el efecto que la apertura a la actividad internacional ha tenido para las empresas ENSA y ENUSA, vinculadas al sector energético, que mejorarán su línea de negocio un 18,5% y un 32,5% respectivamente el año que viene, con lo que "reforzarán sus plantillas para hacer frente a sus nuevos contratos".
Hunosa, por su parte, ha cerrado este año "sin ruido, sin barricadas, sin manifestaciones y sin huelga" un "pacto total" con los trabajadores relativo a un Plan Industrial vinculado al convenio colectivo para el periodo 2013-18, que recoge la extinción de "los puestos de trabajo que ya no son necesarios con una producción de carbón limitada y abocada al cierre por mandato europeo" y también el alumbramiento de una nueva 'Hunosa verde'.
En cuanto a las empresas vinculadas al sector agroalimentario Mercasa y Cetarsa, que están "permanentemente en beneficios", prevén consolidar "claramente" sus cifras de negocio el año que viene con incrementos del 6,5% y del 3,2% respectivamente gracias a los mercados internacionales. Aguirre ha valorado asimismo la aportación de Cetarsa a la "pacificación" del sector del tabaco por los pactos de precios con los productores.
En cuanto a Tragsa, el presidente del 'holding' ha reconocido que existe una deuda acumulada de 400 millones de euros de las comunidades autónomas (60%) y la Administración central (40%), cuyo abono permitiría que la situación de la empresa fuera "un poco más tranquila que la actual". Y también ha advertido de que la resolución tanto a sus pérdidas actuales, al ERE nulo o a la falta de convenio pasa por "un pacto" con los sindicatos.
Por último, Aguirre se ha referido a la Fundación SEPI, que en 2015 inaugurará la rehabilitación total que ha ejecutado con recursos propios en un colegio mayor para los entre 600 y 900 alumnos que cada año se benefician de las becas otorgadas por las empresas más relevantes del Ibex35 a través de uno de sus proyectos.