Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P recorta el rating de Chipre a 'BB' y amenaza con nuevas rebajas de su calificación

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha recortado en un escalón el rating de Chipre, desde 'BB+' a 'BB', y ha decidido situarlo en revisión para una nueva rebaja a la espera de ver la evolución de las conversaciones sobre el rescate solicitado a sus socios europeos, según informó la agencia en un comunicado.
S&P calcula que Chipre negociará un paquete de ayuda financiera por importe de 11.000 millones de euros, lo que representa más del 60% del Producto Interior Bruto (PIB) del país, para recapitalizar sus bancos, absorber las nuevas pérdidas bancarias y cumplir los objetivos para 2012-2014.
Como consecuencia, la agencia estima que la deuda pública neta se incrementará en cerca de 12 puntos porcentuales de media en 2012 y 2013, hasta alcanzar un máximo del 108% del PIB el próximo año.
Asimismo, considera que las presiones de financiación en el corto plazo se están incrementando en la medida que las negociaciones con la Unión Europa (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) es improbable que finalicen antes de septiembre. Además, añade que existe una "significativa incertidumbre sobre la obtención de financiación bilateral".
Por otro lado, explica que la decisión de situar el rating de Chipre en vigilancia negativa refleja estas presiones en el corto plazo, y recoge una probabilidad del 50% de una nueva rebaja en el tercer trimestre de 2010 si la ayuda financiera no llega o lo hace con estatus de acreedor preferente.
Asimismo, avisa de que también podría rebajar el rating de Chipre si el apoyo es "significativamente mayor" de lo que espera actualmente, porque dispararía la deuda más de lo previsto, o si considera que el Gobierno chipriota no es capaz de cumplir con las condiciones marcadas en el programa.