Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P confirma el rating de Gas Natural en 'BBB', con perspectiva 'estable'

Standard & Poor's ha confirmado el rating a largo plazo de Gas Natural Fenosa en 'BBB', dos escalones por encima del considerado como 'bono basura' o de alto riesgo, con perspectiva 'estable'.
La agencia de calificación, que mantiene también la nota a corto plazo de la compañía en 'A-2', destaca que Gas Natural Fenosa ha demostrado "un fuerte rendimiento financiero" en 2015 a pesar de las difíciles condiciones del mercado, manteniendo tanto su resultado bruto de explotación (Ebitda) como los fondos operativos (FFO, por sus siglas en inglés).
Asimismo, considera que la calificación refleja "el sólido" perfil de riesgo del negocio de Gas Natural, basado en una parte importante en el conjunto de actividades reguladas de gas y electricidad, así como su "resiliente" modelo de negocio y su diversificación internacional, con fuerte presencia en Latinoamérica.
Para S&P, la nueva propuesta de dividendo anunciada por el grupo para el ejercicio 2015, que supone destinar 1.000,7 millones de euros a la retribución a los accionistas, un 10,1% más que el año anterior, tiene un impacto "limitado" en el perfil crediticio.
Además, abre la puerta a la posibilidad de una mejora en el largo plazo de su calificación que podría reflejar la visibilidad del grupo de su 'cash flow' y su "prudente" estrategia operativa.
S&P subraya que la perspectiva 'estable' refleja su opinión de que la empresa mantendrá una métrica financiera acorde con su perfil de riesgo financiero, a pesar de los desafíos presentes en las actividades de generación de gas y de electricidad y el aumento
la incertidumbre relativa a los márgenes del gas natural licuado (GNL).
Así, cree que el equilibrado modelo de negocio de Gas Natural será resistente a las duras condiciones en sus actividades no reguladas y que la fuerte diversificación geográfica del grupo, con importante presencia en Latinoamérica, y un negocio del GNL cada vez más flexible contribuirá a la generación de 'cash flow' y a reducir su deuda, aunque subraya que "esto ocurrirá a un ritmo más lento que en el pasado".