Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P afirma que la banca europea puede enfrentarse a una reestructuración de 1,7 billones

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha indicado este martes que los cincuenta principales bancos de Europa debería vender 1,7 billones de euros en deuda pública en el supuesto de que las autoridades estableciesen un límite de exposición a bonos soberanos de sus países de origen equivalente al 25% de sus fondos propios.
Así lo ha indicado S&P en un informe sobre la banca europea, en el que advierte de que la exposición del sector bancario a la deuda soberana se ha incrementado significativamente durante la última década.
La agencia estima que los bonos soberanos y subsoberanos representan el 6,4% del total de los activos de la Unión Europea (UE), lo que supone un incremento en 1,7 puntos porcentuales respecto a los niveles de exposición previos a la crisis.
En su análisis, los expertos de S&P consideran que la deuda soberana, "como cualquier otro tipo de deuda", no está exenta de riesgo y apuntan que, desde la crisis, ya son pocos los que siguen pensando que los Estados de la UE están exentos de quebrar.
De este modo, la agencia recuerda que los ministros de finanzas de la eurozona discutieron en abril la introducción de una serie de cambios en los requerimientos de capital de los bancos para limitar su exposición a la deuda soberana de sus países de origen.
Así, los analistas de S&P explican que la introducción de un límite del 25% sobre los fondos propios en el nivel de exposición de los bancos de la UE a la deuda soberana les obligaría a reequilibrar activos por un valor agregado de 1,7 billones de euros, lo que tendría consecuencias directas sobre su rentabilidad.
La agencia Fitch también elaboró un informe sobre la exposición de la banca a la deuda soberana, en el que precisó que la cartera de deuda pública española en posesión de los bancos españoles alcanzaba un total de 310.000 millones de euros.
Así, estimó que el sector bancario español debería vender bonos del Tesoro por valor de 85.000 millones de euros en el supuesto de que se estableciese un límite de exposición a los bonos emitidos por el Estado equivalente al 100% del capital elegible.