Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P sitúa en negativa la perspectiva que otorga a la calificación de Honduras

La calificación actual de la deuda externa en moneda extranjera que otorga S&P es 'B+' para la emitida a largo plazo, y de 'B' para la de corto plazo. EFE/Archivotelecinco.es
Standard & Poor's anunció hoy que estableció una perspectiva negativa para la calificación que otorga a la deuda de Honduras, debido al "incremento de la incertidumbre política" en ese país.
"Hemos situado las calificaciones con una perspectiva negativa para reflejar el impacto económico negativo que tiene el incremento de incertidumbre política en Honduras", explicó hoy el analista de esa agencia de calificación Joydeep Mukherji en un comunicado.
Detalló que esta decisión es una consecuencia directa de "los recientes acontecimientos políticos que han terminado en la destitución del presidente Manuel Zelaya Rosales por parte de las fuerzas armadas hondureñas".
La agencia de calificación recuerda que esta "crisis política" llega en un momento de contracción económica tanto en ese país como en el exterior, lo que "debilita la capacidad del Gobierno para ajustar sus políticas monetarias y fiscales en el momento oportuno con la intención de mantener la liquidez externa y el acceso a los mercados".
La calificación actual de la deuda externa en moneda extranjera que otorga S&P es 'B+' para la emitida a largo plazo, y de 'B' para la de corto plazo.
"Podríamos rebajar las calificaciones en un grado si la combinación de un riesgo político prolongado y la permanente presión fiscal derivada de la caída de los ingresos impositivos se traduce en menores niveles de reservas de divisas", advirtió la agencia.
Añadió que "una menor liquidez externa o una potencial parálisis política podrían aumentar la vulnerabilidad del país ante una repentina crisis externa".
Por contra, Mukherji apuntó que si la situación política se resuelve y se recupera la confianza de los inversores, "podríamos confirmar las calificaciones".