Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P eleva la perspectiva de Repsol a 'positiva' y abre la puerta a una mejora de su rating

S&P ha mejorado la perspectiva de Repsol de 'estable' a 'positiva', confirmando su rating en 'BBB-', y ha abierto así la puerta a una subida de la nota crediticia de la compañía.
El pasado mes de marzo, S&P ya había mejorado la perspectiva de la petrolera de 'negativa' a 'estable', reconociendo así sus esfuerzos para reducir deuda y la marcha de su negocio en un entorno marcado por los bajos precios del crudo.
En un comunicado, la agencia de calificación señala que la revisión al alza de la perspectiva refleja una mejora en los márgenes de refino del grupo en el primer semestre del año, lo que debería traducirse en un incremento del resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado del grupo para 2017 con respecto a las previsiones.
Así, S&P prevé un Ebitda ajustado de Repsol para este ejercicio de entre 6.000 y 6.500 millones de euros, frente a la previsión anterior de 6.200 millones de euros.
Además, considera que los esfuerzos de la compañía por reducir sus gastos de capital y optimizar sus costes dará lugar a una mejora gradual de sus ratios financieros en los próximos años, a pesar del entorno de precios bajos del gas y del petróleo.
De esta manera, prevé una mejora de la métrica crediticia y en la posición de negocio de Repsol en los próximos uno o dos años y valora los esfuerzos realizados por la compañía para reducir "drásticamente" su posición de deuda neta.
Por ello, S&P subraya que la perspectiva 'positiva' refleja la posibilidad de poder elevar la calificación de Repsol en los próximos seis o doce meses a 'BBB' "mientras sigue enfocada en el fortalecimiento de su balance".
Así, S&P se convierte en la primera de las tres 'grandes' agencias de calificación que eleva la perspectiva crediticia de Repsol a 'positiva'. El pasado mes de junio Moody's ya mejoró su perspectiva de 'negativa' a estable', al igual que había hecho en mayo Fitch.