Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

STMicroelectronics recortará 1.400 empleos y abandona el negocio de descodificadores

El grupo tecnológico franco italiano STMicroelectronics suprimirá 1.400 empleos en todo el mundo tras anunciar que abandonará el negocio de fabricación de descodificadores y receptores domésticos de televisión, informó la multinacional, cuyo beneficio atribuido retrocedió un 18,7% en 2015, hasta 104 millones de dólares (96 millones de euros).
"Anunciamos hoy que suspenderemos el desarrollo de nuevas plataformas y productos para descodificadores y accesos domésticos", declaró Carlo Bozotti, presidente y consejero delegado de STMicroelectronics.
"Esta difícil decisión es consistente con nuestra estrategia de participar únicamente en negocios sostenibles y se debe a las pérdidas significativas registradas en nuestro negocio de descodificadores en los últimos años en un mercado cada vez más difícil", añadió.
La compañía prevé incurrir en unos costes excepcionales de 170 millones de dólares (157 millones de euros) por esta reestructuración, con la que espera lograr un ahorro anual de 170 millones de dólares.
Los recortes de plantilla afectarán a 430 empleados en Francia, 670 en Asia y otros 120 en EEUU. STMicroelectronics prevé recortar 1.000 puestos de trabajo a lo largo del presente ejercicio, de los que 150 tendrán lugar en Francia.
Por otro lado, la multinacional informó de que su beneficio neto atribuido en 2015 alcanzó los 104 millones de dólares, un 18,7% por debajo del dato del año anterior, mientras que su cifra de negocio retrocedió un 6,8%, hasta 6.897 millones de dólares (6.386 millones de euros).
En el cuarto trimestre, STMicroelectronics obtuvo un beneficio neto atribuido de 2 millones de dólares (1,8 millones de euros), un 95% menos que en el mismo periodo de 2014, mientras sus ingresos netos cayeron un 9,7%, hasta 559 millones de dólares (517 millones de euros).