Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saab Automobile anuncia el despido de 750 trabajadores por el descenso de la demanda

El fabricante de coches sueco Saab Automobile anunció hoy el despido de 750 trabajadores en su fábrica de Trolhättan, al suroeste de Suecia, debido al descenso de la demanda provocado por la crisis financiera internacional.
Saab Automobile, especializada en coches de gama alta, busca una solución financiera para su futuro después de presentar el pasado día 20 la declaración de insolvencia y de que la multinacional estadounidense General Motors, de la que dependía hasta ahora, le dio vía libre para ser independiente.
Según ha declarado su presidente, Jan-Åke Jonsson, Saab Automobile tiene "siete u ocho" compradores potenciales, aunque todavía no se ha concretado ninguna operación.
La compañía ya había despedido a 350 trabajadores el pasado diciembre al eliminar el turno de noche.
El fabricante sueco, que el pasado año produjo unos 94.000 vehículos, da empleo a cerca de 4.100 trabajadores en Suecia, la gran mayoría en Trollhättan, cerca de Gotemburgo.
Gunilla Gustavs, portavoz de Saab Automobile, calificó la medida anunciada hoy de "lamentable pero desgraciadamente necesaria" para adaptar la plantilla a la reducción de la demanda.
Saab Automobile, integrada hasta entonces en el grupo Saab, formaba parte del grupo General Motors desde 1989, cuando la multinacional estadounidense se hizo con el 50 por ciento de sus acciones y adquirió una opción para hacerse con el resto, que ejecutó en 2000.
Saab AB continúa existiendo de forma independiente como un consorcio dedicado a fabricar productos de defensa, aviación y espaciales.