Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sacyr asegura haber construido el Canal de Panamá en "tiempo récord" pese a las "desfavorables condiciones"

La compañía ha abierto el histórico proyecto a la participación de 74 empresas españolas subcontratistas
El consorcio que lidera Sacyr ha construido el nuevo Canal de Panamá "en un tiempo récord", pese a haber afrontado "muchas veces elementos muy desfavorables", aseguró el presidente de la constructora española, Manuel Manrique.
El grupo contratista entregó a Panamá el pasado 31 de mayo la histórica obra, que se inaugurará el próximo 26 de junio, año y medio después de la fecha originariamente prevista de octubre de 2014.
"Estamos ante un hecho extraordinario, construido en un tiempo récord", destacó Manrique respecto a la construcción y próxima inauguración de la nueva vía interoceánica durante su intervención en la presentación de 'España Construye', la nueva campaña de Marca España dedicada a la labor de las constructoras en el exterior.
"Hemos hecho un ejercicio de responsabilidad global para llevar a cabo el proyecto, muchas veces con elementos muy desfavorables, para que la obra sea una historia de éxito", subrayó el presidente de Sacyr respecto al consorcio que el julio de 2009 se adjudicó la construcción del nuevo Canal, un grupo que completan la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa.
"Al final, el balance es positivo, pese a que hemos pasado momentos difíciles", indicó Manrique en referencia a las tensiones de liquidez que atravesó el proyecto a comienzos de 2014, y que llevó a parar los trabajos durante unos días.
"Es un éxito para la ingeniería española y para España", enfatizó, tras detallar los retos que ha supuesto los casi siete años de trabajo que ha supuesto la construcción de las nuevas esclusas que componen el nuevo Canal, en los que no se refirió al sobrecoste de la obra, que se adjudicó por 3.192 millones de euros (unos 2.800 millones de euros), frente a los 5.581 millones de dólares (unos 5.000 millones de euros) que finalmente ha costado.
En la actualidad, el consorcio está pendiente de que se reconozcan los sobrecostes, así como que se admita el plazo adicional que se ha empleado en la construcción de la obra, en las tres instancias que fija el contrato para dirimir estas cuestiones.
En cuanto a los retos de la obra señalados por Manrique figuran los que presentaron el terreno, que obligó "a replantear gran parte del proyecto", la logística de toda la obra, "una parte fundamental para no perder tiempo y dinero", y la innovación.
"Una obra de estas características requiere innovar constantemente", aseveró y, en este sentido, destacó el sistema de tinas de agua con que cuentan las nuevas esclusas, que permiten reciclar el agua que se necesita cada vez que pasa un barco, la velocidad a la que se abre y cierran las compuertas, que permiten el paso de un barco más cada día.
"Ello significa 700.000 dólares más al día para el Canal de Panamá, 250 millones más al año y 250.000 millones en cien años", destacó Manrique en referencia al peaje que cada barco paga a Panamá por pasar por el Canal.
OTRAS 74 EMPRESAS ESPAÑOLAS TAMBIEN PARTICIPARON.
Durante su intervención, el presidente de Sacyr destacó que el peso español en el proyecto no se ha quedado sólo en su compañía, dado que han contado con otras 74 empresas españolas como subcontratistas de distintas partes y especializaciones de la obra.
"Esta acumulación de experiencia y capacidad es muy buena para afrontar todo tipo de proyectos", indicó Manrique, que agradeció la colaboración de estas empresas, al Gobierno de Panamá y todas las instituciones y trabajadores que han participado en el proyecto.