Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sacyr gana un 80 por ciento menos por plusvalías de 2009 pero logra beneficio ordinario

El presidente del consejo de administración de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero. EFE/Archivotelecinco.es
El grupo Sacyr Vallehermoso logró un beneficio neto de 81,6 millones de euros en el primer semestre del año, un 80,5% menos que en el mismo periodo de 2009, pero sin contar la venta de Itínere el año pasado el resultado ordinario pasa de pérdidas (321,7 millones) a ganancias de 85,4 millones.
El año pasado, Sacyr obtuvo un beneficio neto de 418,2 millones de euros, pero su resultado ordinario, sin contar la venta de Itínere, fue negativo.
Según las cuentas remitidas hoy por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la cifra de negocio de Sacyr ascendió a 2.345 millones de euros en los seis primeros meses de 2010, el 28,8% menos que en el mismo periodo del año anterior.
En cuanto al beneficio bruto de explotación o Ebitda, fue de 194,4 millones de euros, lo que supone una disminución del 7,9% frente a los 211,1 millones de 2009.
La construcción aportó unos ingresos de 1.465,6 millones de euros, el 13,8% menos, a causa de la climatología adversa de los primeros meses del año, si bien la cartera de obra aumentó el 6,5%, hasta 7.791 millones.
El área de promoción (Vallehermoso) facturó 430.739 millones, el 12,3% más, de los que sólo 9,8 millones se corresponden con ventas de suelo frente a los 770 millones obtenidos un año antes, aunque, como asegura la empresa, en el primer semestre de 2009 se concentró la mayor parte de las operaciones.
En el área de concesiones, el incremento del 45,8% de los ingresos, hasta 20,6 millones, responde al "buen comportamiento" de las concesiones y a la puesta en explotación de otras dos nuevas en Costa Rica e Irlanda.
El negocio patrimonial, que realiza a través de su filial Testa, facturó 131,7 millones, el 4,5% menos, de los que 123,1 millones proceden de ingresos por alquileres, el 0,6 por ciento menos.
Los ingresos del negocio de servicios, a través de la filial Valoriza, se incrementaron el 12,3%, hasta 483,7 millones de euros, por la buena evolución de las actividades de medioambiente, que creció el 20%, y el agua, que se incrementó el 17%.
Al cierre del ejercicio, la cartera de servicios de Sacyr ascendía a 51.569 millones de euros.
De la facturación total, el 31% procede de la actividad internacional, sobre todo de Portugal, y los proyectos que tiene en Italia, Angola, Panamá - donde participa en la ampliación del Canal-, Chile y Costa Rica.
La deuda financiera neta de la compañía ascendía a fecha de 30 de junio de 20101 a 11.598,2 millones, el 2,2% menos que un año antes.
Del endeudamiento total, que asciende a 6.022 millones de euros, 5.010 millones corresponden al crédito bancario que financia la inversión en la participación que tiene en Repsol YPF.
La participación de la petrolera se ha reconocido únicamente por los dividendos devengados (103,8 millones), en lugar de consolidarla en las cuentas.
Sacyr también anunció hoy que ha completado la venta a EISER Infraestructure, por un importe de 47 millones de euros, del 49% del capital de la Autovía del Noroeste, en Murcia, la Autovía del Turia, en la Comunidad Valenciana, y los intercambiadores de transporte de Moncloa y Plaza Elíptica, en Madrid.