Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sacyr logra su cuarta autopista en Colombia por 486 millones

Sacyr se ha adjudicado la que constituye su cuarta autopista en Colombia, la vía Cúcuta-Pamplona, un proyecto ubicado al Norte del país y estimado en 1.500 millones de pesos colombianos (unos 486 millones de euros), informó la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) colombiana.
La compañía que preside Manuel Manrique refuerza de esta forma su presencia en este mercado concesional y da un paso más en su
estrategia de crecimiento y reforzamiento de su internacionalización.
Asimismo, potencia el sello español en el plan de autopistas que desarrolla el Gobierno colombiano en el que en los últimos años también han logrado contratos ACS, Ferrovial y OHL, que han conseguido una vía cada uno, y Grupo Ortíz, que ha logrado dos.
En cuanto al contrato adjudicado ahora a Sacyr, por el que también competía Ferrovial, corresponde a la autopista que unirá Cúcuta, capital del departamento Norte Santander, con la ciudad de Pamplona, al Sur de este departamento, situado al Norte del país. Se trata de una infraestructura "clave" para conectar Cúcuta con el resto del país, según ANI.
El contrato abarca la construcción de un nuevo trazado de autopista de 62 kilómetros de longitud, de los que 42,2 kilómetros serán para añadir un segundo carril.
Además, contempla obras de rehabilitación en otros 63,05 kilómetros, la construcción de una variante en Pamplona y la ejecución de seis túneles para sortear una zona montañosa.
Colombia calcula que la construcción de esta autopista generará unos 4.000 puestos de trabajo, además de la reactivación económica del departamento de Norte Santander.
Sacyr suma esta autopista a las tres logradas en el país en los últimos años, la Pasto-Rumichaca, el Corredor 5 y la Autopista del Mar.
El grupo está además presente en este país con su división de construcción y también con su nuevo negocio de construcción industrial, con el que desembarcó a finales de 2014, al adjudicarse la construcción en Cartagena de Indias de una terminal de gas natural licuado por 106 millones de dólares (unos 100 millones de euros).