Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sacyr gana 370 millones pese a anotarse un ajuste de 478 millones por Repsol

Reduce hasta 15,6 euros por acción el valor de su participación en la petrolera un 69% por encima del precio del mercado
Sacyr ha cerrado 2015 con un beneficio neto de 370 millones de euros a pesar de anotarse un ajuste de 478 millones de euros por las pérdidas registradas por su participada Repsol y el ajuste que la constructora ha realizado en el valor al que tiene contabilizada esta inversión.
La constructora logra este resultado y evita una eventual entrada en pérdidas gracias a las plusvalías de 1.280 millones de euros que obtuvo de la venta el pasado año del grueso de su filial patrimonial Testa a la socimi Merlín.
Del impacto total que Repsol ocasiona en las cuentas de Sacyr, 105 millones corresponden a la parte de las pérdidas de la petrolera que la constructora debe anotarse en virtud de su participación del 8,7% que tiene como su segundo accionista.
El grueso del ajuste, 373 millones de euros, corresponden a la nueva revisión a la baja que Sacyr ha hecho en el precio por acción al que tiene contabilizada su participación en Repsol.
Así, la compañía que preside Manuel Manrique ha reducido un 10,8% este precio, hasta los 15,6 euros por acción, desde los 17,5 euros por título al que lo tenía establecido hasta ahora. No obstante, el nuevo precio está un 69% por encima de la actual cotización de Repsol en Bolsa (en el entorno de los 9 euros).
En el plano operativo, Sacyr elevó un 8,5% su cifra de negocio durante el pasado año, hasta los 2.948 millones de euros, y disparó un 33% su beneficio bruto de explotación (Ebitda), que cerró en 318 millones.
((HABRÁ AMPLIACIÓN))