Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sáenz de Santamaría destaca que las reformas han asentado la credibilidad y solvencia de España

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado este lunes que las "profundas reformas" emprendidas por el Ejecutivo han "sentado las bases de un crecimiento sólido" y han servido para "recuperar la confianza y asentar la credibilidad y la solvencia de España como destino inversor".
Así, durante su intervención en la inauguración del Congreso Internacional de Arbitraje, organizado por la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA) con motivo de su 25 aniversario, la vicepresidenta ha recordado que España recibió 29.500 millones de euros en inversión de cartera directa en 2013, un 48% más que en 2012, lo que "evidencia un cambio de percepción por parte de los inversores extranjeros".
Además, ha indicado que esta recuperación de confianza "se ha traducido en un profundo cambio en el mercado laboral". "Se ha pasado de destrucción de empleo a reducción de las cifras del paro, y de la caída de cotizantes a un aumento de afiliados a la Seguridad Social".
"Somos muy conscientes de que son las empresas las que crean empleo y aprovechan las oportunidades de inversión. Por eso debemos contribuir con marco mas favorable al crecimiento", ha apuntado Sáenz de Santamaría, quien también ha subrayado el "ajuste presupuestario sin precedentes realizado en años de fuerte recesión".
En este sentido, ha citado la ley de emprendedores, la ley de garantía de unidad de mercado y la reforma laboral como ejemplos que "han aportado nuevos elementos de flexibilidad en las empresas. "Por primera vez en nuestra historia ganamos competitividad sin recurrir a la devaluación de la moneda", ha apuntado.
CAMBIAR LA CULTURA DE LA JUSTICIA
Por otro lado, Sáenz de Santamaría ha asegurado que cree firmemente que España, "gracias a sus excelentes profesionales, está llamada a ser una sede de arbitraje a la altura de las más importantes del mundo", y ha expresado que "es necesario impulsar en España una nueva cultura de la justicia".
"Tenemos que conseguir que la sociedad perciba que hay otras formas, que no siempre tiene que haber sentencia", ha afirmado en defensa del arbitraje.
De esta forma, ha destacado "la convicción del Gobierno de que el arbitraje está llamado a tener un creciente protagonismo", al ser "una institución adecuada a las necesidades de una sociedad moderna que busca soluciones rápidas y especializadas.
Este cambio estructural, según la vicepresidenta, "requiere tiempo y esfuerzo, pero los efectos serán perennes a lo largo de muchos años". "Si España ha sido capaz de enderezar el rumbo económico, ha sido precisamente por las reformas estructurales, y lo mismo debe ocurrir con la justicia", ha aseverado.
Por último, ha defendido que el arbitraje es "una pieza clave de competitividad" gracias a la profesionalidad de los árbitros, la agilidad de los laudos y su solvencia y calidad.
"La calidad del arbitraje impartido España puede ser destino entre terceros no españoles. Éste es el futuro, convertirse en exportador de seguridad jurídica y resolución de conflictos como servicio de gran valor", ha finalizado.