Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saénz de Santamaría responde a Aznar: "Para nosotros cumplir el déficit es también crecimiento y empleo"

Defiende que la deuda pública, que supera el 100% del PIB, ya "existía pero no se había aflorado"
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha respondido este viernes a las críticas del expresidente del Gobierno José María Aznar a la relajación de la senda de reducción del déficit público, argumentando que es preciso compatibilizar su ajuste con el crecimiento económico y el empleo.
"Para nosotros, el cumplimiento de la senda de consolidación fiscal es también crecimiento y empleo", ha dicho en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, después de que Aznar haya calificado de "grave error" la relajación de los objetivos de déficit y haya planteado incluso acelerar los ajustes.
Sáenz de Santamaría ha recordado que la Comisión Europea ha corregido los objetivos de déficit propuestos por el Gobierno en funciones --del 3,6% de PIB en 2016 y del 2,9% en 2017--, y los ha fijado en el 3,7% del PIB para este año y el 2,5%, el siguiente. A continuación, ha asegurado que "se va a cumplir", pero ha insistido en que "en este cumplimiento es fundamental el crecimiento y el empleo".
"Y eso es lo que vamos a hacer", ha aseverado, para recalcar que el compromiso del Gobierno, si revalida mandato tras las elecciones generales del 26 de junio, es conseguir alcanzar los 20 millones de ocupados hasta 2019.
DEFIENDE QUE EL AJUSTE DE 8.000 MILLONES ESTÁ EN CAMINO.
Por otro lado, ha coincidido con el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, en que el esfuerzo estructural de 8.000 millones que la Comisión Europea ha reclamado a España hasta 2017 se puede lograr "sin necesidad de ajustes adicionales".
La vicepresidenta del Gobierno en funciones ha argumentado primero que en 2016 ya se está haciendo un esfuerzo con los acuerdos de no disponibilidad de gasto en el ámbito del Estado, con un ahorro de 2.000 millones de euros, y de otros tantos con la aplicación de la regla de gasto en las comunidades autónomas.
En este sentido, ha indicado éste es un "esfuerzo estructural que puede continuar perfectamente en 2017 sin medidas adicionales". Además, ha puesto en valor que si en 2015 ya se hizo un ajuste similar, de 8.000 millones, al reducir el déficit del 5,8% del PIB al 5%, es de esperar que sea posible hacerlo en estos años.
En este punto, Sáenz de Santamaría ha aprovechado para resaltar que "si 8.000 millones de euros es una cifra que en general parece importante a la hora de cumplir, ergo será importante a la hora de valorar el ajuste en 2015", un esfuerzo que, en su opinión, han intentado "descafeinarlo" aquellos que han vertido críticas sobre el incumplimiento del déficit el pasado año.
LA DEUDA YA ESTABA, SOLO SE HA AFLORADO.
Preguntada también sobre la advertencia de Aznar sobre la necesidad de reducir los actuales niveles de deuda pública, que ya superan el 100% del PIB, la vicepresidenta del Gobierno en funciones ha defendido que ésta "existía" en anteriores legislaturas, "solo que no se había aflorado".
"Le hemos dado transparencia a través del Plan de Pago a Proveedores", el mecanismo creado para aflorar facturas sin pagar de la Administración a los proveedores y financiado por el Estado, que ha sido sufragado recurriendo a la emisión de deuda pública.
Sáenz de Santamaría ha replicado también las críticas del PSOE por los altos niveles de deuda y ha dicho que "lo que no se puede hacer es prometer cosas porque luego hay que pagarlas".