Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado ve normal los elogios de Sarkozy a España y cree que los bonos convertibles se considerarán capital

Insiste en que las entidades que reciban capital procedente de fondos públicos estarán sometidas a exigencias "muy fuertes"
La vicepresidenta para Asuntos Económicos, Elena Salgado, se ha mostrado satisfecha este lunes de que se estén reconociendo los "muchos esfuerzos" que ha hecho España en la lucha contra la crisis, aunque ha insistido en que en el futuro, tras las elecciones del 20 de noviembre, habrá que seguir realizando reformas.
Salgado, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, respondía así al ser preguntada por los palabras del presidente francés, Nicolás Sarkozy, acerca de que España ya "no está en la primera línea de la crisis".
La ministra ha destacado que el Gobierno español ha hecho muchos esfuerzos para combatir la crisis, con buenos resultados, y ello, ha añadido, está siendo reconocido "en todo el mundo". "La tearea no ha terminado, pero Sarkozy lo que ha dicho es que hemos hecho mucho y nos hemos alejado de esa primera línea de problemas", ha precisado la vicepresidenta.
Salgado ha descartado que España vaya a tomar más medidas antes de las elecciones y ha dicho que ahora es tiempo de esperar a lo que pase en los comicios y al presupuesto del año próximo.
En cuanto a las palabras del portavoz económico del PP Cristóbal Montoro asegurando que España no está en una situación "extremadamente grave", la ministra se ha alegrado de que "por una vez, (el PP) esté empezando a decir las cosas como son".
"Es verdad que hay muchas cosas por hacer, es verdad e incluso más verdad todavía que hemos hecho muchas cosas, que estamos consiguiendo resultados, que se reconocen por todo el mundo, y resultaba sorprendente que por parte del PP y en concreto del señor Montoro, lo único que recibiéremos fueran mensajes catastrofistas. Ahora que estamos ante unas elecciones ya se van dando cuenta de que tienen que aproximarse un poco a la verdad", ha dicho.
La vicepresidenta para Asuntos Económicos ha restado importancia a que la Cumbre europea de este fin de semana haya retrasado los acuerdos hasta el próximo miércoles y lo ha atribuido a la complejidad de negociar temas de esta naturaleza entre países soberanos.
"La forma de trabajar entre países soberanos es muy compleja. Tienen que ponerse de acuerdo en temas muy importantes y además algunos países tienen requerimientos parlamentarios, como Alemania, lo que exige tiempo", ha explicado.
Sobre la quita de Grecia, Salgado ha indicado que hay que reducir la deuda griega hasta hacerla sostenible pues el país heleno cerrará el año con un endeudamiento superior al 150% del PIB.
BONOS CONVERTIBLES PODRÍAN CONSIDERARSE CAPITAL.
En cuanto a si finalmente la UE exigirá a los bancos una 'core capital' del 9% (en España se exige un 8% o un 10% en función de si cotizan o no en Bolsa), la ministra Salgado ha señalado que la "situación de tensión" exige una "aceleración" de los requerimientos de capital.
No obstante, ha apuntado que no se ha decidido aún si se llegará a esa cifra y que no tendría sentido determinarla mientras no se resuelva primero el problema griego.
En todo caso, la ministra ha subrayado que la petición española de considerar los bonos convertibles como parte de ese capital "va a ser tenida en cuenta. "De los contactos que hemos llevado a cabo con la autoridad bancaria europea, parece que va a ser así, y es que tiene toda su lógica", ha dicho.
Salgado ha insistido en que las medidas que previsiblemente se tomarán para aquellos bancos que necesiten capital desde fondos públicos no serán gratis, pues estas entidades "estarán sometidas a exigencias muy fuertes en cuanto al reparto de dividendos, remuneraciones y en cuanto a su propia gobernanza".
"Se les ayuda, pero también se les exige", ha afirmado la vicepresidenta económica, que ha reconocido que, aunque las entidades financieras deberían abrir algo más el grifo del crédito, hay un problema de liquidez en la eurozona que hay que resolver.