Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado defiende en el Congreso "el mejor proyecto posible" de los presupuestos

El Congreso de los Diputados debate los presupuestos generales para 2010. La vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, ha defendido en el pleno sus primeras cuentas públicas al asegurar que son "el mejor proyecto posible en el difícil contexto económico que vivimos".El líder de la oposición, Mariano Rajoy, ha asegurado que estos presupuestos que defiende el gobierno "extenderán el paro" y "castigarán" la economía de las familias. Salgado le ha replicado con una acusación al entender que el líder de los populares trata de usar la crisis como "palanca" para tratar de llegar a La Moncloa, un objetivo que, advirtió, no conseguirá por tercera vez consecutiva.
Durante su intervención, la vicepresidenta segunda del Gobierno, tras hacer un balance de la situación económica actual, ha advertido de que la "recuperación será lenta" y ésta "tardará en plasmarse en la creación de empleo". Según ha comentado la ministra, "la estrategia de salida de la intervención pública estatal se hará sin prisa y con prudencia".
Según ha apuntado Salgado, las cuentas para 2010 están basadas en tres ideas fundamentales: que "el peor momento de la crisis ha quedado atrás" ya que "hemos iniciado el periodo de la recuperación", que para la recuperación económica será necesario "mantener las políticas de estímulo" y que la salida de la crisis "no puede conducir a políticas económicas del pasado sino a políticas encaminadas a construir un nuevo modelo productivo". 
Tal y como ha comentado la ministra, se debe "mantener el estímulo fiscal y se debe reducir el desequilibrio presupuestario" al tiempo que ha subrayado que "la crisis va a tener un efecto duradero en diversos ámbitos, en particular en el inmobiliario". Por ello, ha asegurado, "se hacen necesarias medidas de austeridad".
La crítica desde la oposición

En su defensa de la enmienda a la totalidad de los Presupuestos presentada por su partido, Rajoy acusó al Ejecutivo de tomarse los Presupuestos "una vez más a la ligera" y ha añadido que los populares no pueden aprobar las cuentas de un gobierno "desacreditado tanto en sus políticas como en sus previsiones", porque sería "irresponsable" hacerlo.

El presidente del PP, que ha advertido de que la política de "déficit y deuda" del Gobierno es "un peligro cierto" para los españoles y les genera un "enorme problema de futuro", consideró "lamentable" la "representación teatral" del Gobierno defendiendo estos Presupuestos.

Una representación que, ha añadido, sería "cómica" de no ser porque sus consecuencias "no lo son en absoluto: más paro, más impuestos, más deuda pública".

"Retírenlos ya y traigan otra cosa", le dijo Rajoy al Gobierno, además de lamentar que las cuentas vayan a recibir el apoyo de "otros" partidos que "se las creen aun menos" que el Gobierno, y criticó especialmente al PNV, por "bendecir" ahora unos presupuestos que antes había juzgado "tan lúcida como negativamente".

El rechazo de ERC

El portavoz de ERC, Joan Ridao, cree que los Presupuestos de 2010 no propician la senda de la recuperación de la economía ni son sociales y tampoco austeros y, por ello, ha justificado el rechazo de su grupo a unas cuentas que, además, no solucionan otros temas "clave" de la carpeta catalana.

Ridao, que ha defendido la enmienda a la totalidad de los Presupuestos que ha presentado su grupo, ha recriminado al Gobierno que no haya puesto en marcha un programa económico "integral, coherente y modernizador" para afrontar el "verdadero problema" de la economía, que es, según ha señalado, una falta de competitividad, "no coyuntural", sino estructural. 
IU-ICV, decepcionada

El portavoz de IU-ICV Joan Herrera ha asegurado que el Gobierno ha decepcionado a "mucha gente" con los Presupuestos porque están "desorientados" en materia fiscal, aplican una "austeridad indiscriminada", no "acotan" las SICAV y suben el IVA a todos.

Herrera ha reconocido que la intención no era enmendar las cuentas del Estado, sino "hacer girar la política del Gobierno en los primeros presupuestos que reconocen abiertamente la crisis".

Esto no ha sido posible porque el Gobierno ha optado por lo "fácil" y por "no rectificar". EPF/RSO