Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salvador Alemany (Abertis) dice que en el rescate de autopistas "cada palo debe aguantar su vela"

Considera que las radiales tienen un "problema de planificación" y que su grupo "debió analizar mejor los riesgos"
El presidente de Abertis, Salvador Alemany, asegura que en el plan de rescate de las nueve autopistas en quiebra todos los sectores implicados (constructoras, concesionarias, banca y Administración) "van a tener que arrimar el hombro", de modo que "cada palo tiene que aguantar su vela".
Alemany ve una "buena solución" el proyecto del Gobierno de constituir una empresa pública con las vías en problemas. "Pero eso no quiere decir que al final los beneficios se los lleve el sector privado y se socialicen las pérdidas", matizó en una entrevista con la revista 'Capital' que recoge Europa Press.
"No se trata de trasladar las pérdidas de un sitio a otro. Aquí, que cada palo aguante su vela", declaró el presidente de Abertis, grupo que participa en las concesionarias de cuatro de las nueve autopistas en problemas, tres radiales de Madrid, (R-3, R-5 y R-2) y la Circunvalación de Alicante. Su exposición a estas vías se cifra en unos 207 millones de euros, importe ya provisionado.
Respecto a las autopistas radiales en las que participa la compañía, Alemany considera que está "claro" que tienen un "serio problema de planificación" y reconoce que "quizá" su grupo "también debió analizar un poco mejor los riesgos" que podían presentar.
"Las radiales de Madrid tienen en serio problema en ese sentido (en planificación), porque no se han desarrollado integradas en un marco de racionalización de la red, son carreteras cortas, no dan el servicio que podrían ofrecer y, por si fuera poco, con la llegada de la crisis se ha producido un exceso de oferta (de infraestructuras", argumenta el presidente de Abertis. "Es una responsabilidad de las Administraciones y de quienes licitaron sus concesiones", añade.
El plan del Gobierno para las nueve autopistas en problemas pasa por integrarlas en una sociedad pública, aplicando previamente una quita del 50% a la deuda que tienen con los bancos y con las constructoras, que se quedarán en 2.300 y 240 millones de euros, respectivamente.
Alemany asegura que Abertis sigue apostando por España, que "nunca dejará de ser un mercado posible" para la compañía, si bien reconoce que en el sector de las autopistas de España "no parece que se vayan a ver grandes operaciones".
"Lo que sí puede haber son renegociaciones en las concesiones ya existentes, y nosotros estamos abiertos a esa posibilidad porque creemos en el futuro del país", declaró, pese a considerar que, además del problema de las autopistas en quiebra, el país también adolece de "falta de armonía en el pago por uso de sus vías".
"EUROVIÑETA SÍ".
Por ello, el presidente del grupo defiende la implantación de la 'Euroviñeta'. "La única manera que tiene el país de sostener toda la red (de carreteras), su seguridad y su mantenimiento es captando fondos", explica. "Para dotarse de nuevas infraestructuras no pueden detraerse fondos de otros servicios esenciales para el ciudadano", recuerda.
Respecto a la actual situación de la economía española, Alemany estima que "no se puede pensar que la primavera ya está aquí". En su opinión, "hay que resolver una cuestión esencial: el nivel de desempleo de España", que tacha de "inaceptable".