Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samaras dice que Grecia no deberá hacer más recortes a cambio del tercer rescate sino sólo reformas

Barroso admite que "no es ningún secreto" que Atenas necesitará más ayuda de la UE
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha dicho este martes que los ajustes en Grecia están dando "resultados positivos" y que "hay luz al final del túnel", pero ha admitido que "no es ningún secreto" que Grecia necesitará ayuda adicional de la UE. Por su parte, el primer ministro heleno, Antonis Samaras, se ha mostrado convencido de que Bruselas no exigirá más recortes a cambio de este tercer rescate, sino sólo reformas.
"No es ningún secreto que deberemos examinar de nuevo las necesidades de financiación de Grecia y cualquier posible déficit de financiación", ha dicho Barroso en rueda de prensa conjunta con Samaras tras una reunión para preparar la presidencia griega de la UE, que tendrá lugar durante el primer semestre de 2014.
"Si es necesario, el programa se adaptará", ha reconocido el presidente de la Comisión, que ha eludido concretar cifras -hasta ahora Grecia ha recibido 240.000 millones de euros- y ha pedido no especular hasta que la troika, que acaba de regresar a Atenas, haga su evaluación.
Por su parte, Samaras se ha remitido al compromiso asumido por el Eurogrupo en noviembre del año pasado según el cual "si Grecia cumple sus objetivos de superávit primario y en materia de reformas estructurales, todos los problemas temporales de financiación serán cubiertos". "Estamos logrando nuestros objetivos", ha sostenido el primer ministro griego.
"Lo que tendremos que hacer no son medidas de austeridad adicionales sino reformas estructurales con un impacto presupuestario positivo", ha dicho Samaras.
El primer ministro heleno ha asegurado que tras seis años de "una recesión muy profunda, prolongada y difícil" Grecia "está ahora revirtiendo la tendencia". Por primera vez, las previsiones de crecimiento se están revisando al alza y el país está cerca de alcanzar un superávit primario. "Ya no se habla del infame 'Grexit' -en referencia a la salida de Grecia del euro- y nuestra recuperación es inminente", ha indicado.
También Barroso ha elogiado las "señales muy alentadoras" de la economía griega, pero ha avisado de que se necesita más trabajo porque la situación "es todavía frágil". La Comisión reclama proseguir con la consolidación fiscal y "acelerar el ritmo de las reformas estructurales", en particular la reforma de la administración pública, para reducir su tamaño, y del sistema de recaudación de impuestos, con el fin de combatir la evasión fiscal.