Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santander y BBVA aseguran que cumplirán los nuevos requisitos de capital

Crónica Cumbre (2).- Santander y BBVA aseguran que cumplirán los nuevos requisitos de capital - Las necesidades de los dos bancos suponen el 84,3% del conjunto que se reclama a las entidades españolas
Crónica Cumbre (2).- Santander y BBVA aseguran que cumplirán los nuevos requisitos de capital
- Las necesidades de los dos bancos suponen el 84,3% del conjunto que se reclama a las entidades españolas
Los jefes de Estado y de Gobierno piden a los grandes bancos de la Unión Europea (UE) que se recapitalicen antes del 30 de junio de 2012, hasta lograr un ratio de capital del 9 por ciento. Es una decisión que en España atañerá a Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Popular. Los dos primeros abarcan el 84,3 por ciento del conjunto de las necesidades de capital y, aun así, coinciden en que responderán "con holgura" a los nuevos requisitos antes del límite: junio de 2012.
Santander está seguro de que cumplirá "holgadamente" con los nuevos requisitos de capital que estableció la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés). Alfredo Sáenz, consejero delegado del banco, afirmó que pretende alcanzar el core capital del 10 por ciento en junio de 2012, el límite que establece la UE para cumplir los objetivos.
Según la entidad, lo hará sin ampliar capital y manteniendo la política de dividendos, por lo que superará las exigencias establecidas a escala europea en más de 1.000 millones de euros. El directivo mantuvo esto en la presentación de los resultados trimestrales, que arrojaron un descenso del beneficio del 13 por ciento hasta septiembre, con 5.303 millones de euros.
El 'número dos' del cántabro especificó que la contabilización de la deuda pública en su balance a precios de mercado tendrá un impacto de 1.500 millones de euros en los recursos propios básicos del grupo. La entidad genera capital de forma orgánica con la retención de beneficios y con optimizaciones operativas que le llevan a reducir los activos ponderados por riesgo, elemento que se emplea para calcular el ratio de capital.
Los criterios de EBA hacen que el banco partiese con un capital del 7,9 por ciento, a fecha de junio, (frente al 9,2 por ciento que se había reportado antes, con otros criterios). En septiembre, dispone de un ratio del 8,12 por ciento, después de generar 0,22 puntos de capital de manera orgánica durante los últimos tres meses.
De esta forma, a junio, el déficit de capital del Santander era de 6.474 millones de euros y se establece en la actualidad en 5.224 millones de euros. Para cubrir este hueco de capital, el Santander prevé generar de forma orgánica 0,4 puntos básicos (2.300 millones de euros), otros 0,3 puntos a través de modelos internos (1.700 millones) y otros 0,4 puntos mediante la optimización de activos de riesgo, tratamiento de garantías y de operaciones (1.076 millones).
"Vamos a llegar de forma absolutamente cómoda y con planes muy concretos a un capital del 9,22 por ciento y además trabajamos en planes con el objetivo de llegar al 10 por ciento", enfatizó Sáenz. "El Santander no va a hacer ampliación de capital ni cambiar la retribución al accionista, que es el corolario y la consecuencia de todo esto", recalcó.
Además, el directivo recordó que la entidad cuenta con plusvalías de 1.500 millones de euros que contabilizarán en el cuarto trimestre. "Lo más probable es que los dediquemos a saneamientos y, en parte muy importante, a saneamientos en España, de activos inmobiliarios adquiridos y adjudicados", pronosticó Sáenz.
En la misma línea se pronunció Francisco González, presidente de BBVA, que recordó que el banco fue líder de solvencia en Europa en los tests de julio. Esto se debió a su recurrencia en resultados, a su diversificación geográfica, a su política de riesgos y a su visión en tecnología e innovación. "Por estas mismas razones, vamos a cumplir con holgura los nuevos requerimientos", aseveró.
Manuel González Cid, director financiero, aseguró que las exigencias no harán que se reduzca la concesión de créditos. La entidad "no está pensando" en implantar medidas de desapalancamiento del balance, como puede ser la reducción crediticia, ya que crearía un efecto "muy importante" sobre la economía real. "La economía necesita entidades fuertes dispuestas a prestar activamente", valoró.
El directivo explicó que, si se aplicasen ahora los criterios de solvencia, el capital de calidad quedaría en el 8 por ciento, frente al 9,1 que logró hasta septiembre. González estimó que el coste de valorar a precios de mercado la cartera de deuda española ascendería a 800 millones de euros (24 puntos), porque la EBA también exige contemplar los préstamos a las administraciones públicas. Ángel Cano, consejero delegado de BBVA, cifró esta cantidad en unos 400 millones.
El total de ajustar la exposición del BBVA a deuda soberana y a préstamos a las economías de la UE ascendería hasta los 1.900 millones. González Cid aclaró que sus necesidad de capital pasarían de los 7.100 millones que estimaron las autoridades europeas a 6.300 millones, porque no se han tenido en cuenta 800 millones de capital generados entre junio y septiembre.
Además, la EBA adelanta exigencias de Basilea que se debería aplicar en diciembre, con lo que la entidad presidida por Francisco González tendría un déficit de 'core capital' de 5.400 millones. Para alcanzar el 9 por ciento, el director financiero de BBVA concretó que la entidad espera generar 2.600 millones en operaciones orgánicas, esto es, 80 puntos de 'core capital', hasta junio de 2012.
ABARCAN EL 84,3% DE LAS NECESIDADES
Por optimistas que sean, lo cierto es que entre ambas entidades abarcan el 84,3 por ciento del total de los 26.161 millones que necesitan los cinco grandes bancos españoles, que prevén cubrir este desfase por sus propios medios y sin recurrir a recursos públicos. El banco cántabro precisaría 14.971 millones de euros, el 57,2 por ciento del total, y el vasco precisa 7.087 millones de euros, con los matices que dieron sus directivos.
El Banco de España y la Asociación Española de la Banca (AEB) aseguraron que las entidades señaladas conseguirán la recapitalización sin tener que recurrir al ámbito público y "en el plazo establecido". La patronal apuntó que las nuevas exigencias son "arbitrariamente altas", que se apartan de las normas establecidas, generan incertidumbre y que restan credibilidad a los ejercicios de resistencia que se han llevado a cabo.
La Caixa también está convencida de que cumplirá los requisitos. Isidro Fainé, presidente, aseguró que su grupo obtendrá el capital a través de "la generación orgánica de resultados": "No estamos especialmente preocupados. Creo que el hecho de ser un banco y estar abierto al mercado de capitales (...) nos permite esa tranquilidad". El directivo considera que ninguno de los bancos españoles va a tener problemas para llegar al ratio.