Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santander cree que Bankia estaría ya en disposición de pagar dividendo este año

Banco Santander considera que Bankia cuenta con una posición de capital que le permitiría empezar a pagar dividendo en este ejercicio, tras la fortaleza que ha supuesto para la entidad nacionalizada la nueva norma impulsada por el Gobierno sobre los activos fiscales diferidos (conocidos como DTA's).
En un informe de su división de inversión Santander Global Banking & Markets, la entidad presidida por Emilio Botín subraya que Bankia ha ganado una "significativa fortaleza" en su posición de capital tras el nuevo tratamiento sobre DTA's. "Esto debería ser suficiente para permitir que el banco empezara a pagar un dividendo tan pronto como finalice este ejercicio", indica el informe.
No obstante, la división de inversión del grupo Santander recuerda que Bankia no puede abonar dividendo con cargo a las ganancias del pasado ejercicio, tal y como contempla el plan aprobado por Bruselas para sanear la entidad. Por ello, Santander prevé que el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri abone 0,02 euros por acción en 2015, lo que significa un 'pay out' del 25%.
Con los nuevos cambios sobre DTA's, Santander estima que el ratio de capital de Bankia ascendería al 11,1% a cierre de este ejercicio, unos niveles que el mercado considera "cómodos".
ELEVA EL PRECIO OBJETIVO HASTA LOS 1,28 EUROS.
La división de inversión del grupo Santander ha mejorado además su recomendación sobre las acciones de Bankia y ha elevado el precio objetivo hasta los 1,28 euros.
En su informe, la entidad destaca los avances realizados en la reestructuración del banco nacionalizado, lo que, unido a los beneficios derivados de la bajada del coste de los depósitos y de la recuperación económica de España, han otorgado una "gran visibilidad a la consecución de los objetivos estratégicos".