Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los afectados de Madoff dicen que la oferta del Santander es tan confusa que equivocó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores

Los afectados por el fraude de Madoff que han demandado al Santander en un juzgado de Miami (EEUU) consideran que la oferta de compensación del banco es tan confusa que equivocó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En su respuesta a las alegaciones que ha presentado el Santander a la solicitud de que se suspenda cautelarmente su propuesta, los afectados señalan que el supervisor español de los mercados advirtió a los clientes el pasado 5 de febrero de que, si aceptaban la oferta de compensación, se les exigía renunciar a reclamar cualquier responsabilidad al banco "o a las personas vinculadas al banco".
Según recuerdan los afectados, representados por el bufete Labaton Sucharow en colaboración con el despacho español Cremades & Calvo-Sotelo, el Santander establece que no sólo deberán renunciar a interponer acciones contra el grupo que preside Emilio Botín, sino también contra el banco custodio de sus inversiones, el HSBC, y el auditor, PWC.
"El hecho de que se haya ofrecido al público un documento con alta información errónea por parte del supervisor español no habría saltado a la luz de no ser por la petición de medidas cautelares", señala el documento presentado ante el Juzgado para el Distrito Sur de Florida, al que ha tenido hoy acceso EFE.
Los demandantes aseguran que el Santander ha incrementado su presión a los clientes para que acepten la oferta de compensación, que presentan como la única solución para obtener una satisfacción por el perjuicio que les ha ocasionado el fraude de Madoff.
Además, insisten en que el grupo presidido por Botín continúa proporcionando información engañosa a sus clientes, a los que ha ofrecido de forma selectiva eliminar la cláusula que les obliga a mantener sus posiciones en el banco durante 10 años, aunque en los documentos que respaldan esa supuesta mejora no se establece la eliminación de dicha condición.
El Banco Santander presentó el pasado viernes sus alegaciones ante el tribunal de Florida (EEUU) que debate la paralización de su oferta de compensación a los clientes afectados por el fraude de Madoff, en las que defiende que su propuesta no es "engañosa" ni "coercitiva".
El Santander defiende que la oferta de compensación detalla los "riesgos" asociados a la propuesta del banco y asegura que "todos los efectos de la firma del acuerdo han sido claramente comunicados y comprendidos" (por los clientes), por lo que considera que su propuesta es clara y "no es engañosa".
Además, argumenta que su propuesta, que supone sustituir la inversión afectada por Madoff por participaciones preferentes del grupo, fue preparada durante "el mes siguiente a que se diese a conocer el fraude" y que inició los contactos con sus clientes el 26 de enero, horas antes de que Labaton Sucharow interpusiese la demanda colectiva contra la entidad.