Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santander UK reanuda los servicios de asesoría de inversiones

Santander UK ha vuelto a prestar servicios de asesoría de inversiones a clientes en sus sucursales, liderando así la vuelta de la banca británica a este segmento de negocio apenas tres años después de que las grandes entidades de Reino Unido abandonaran el mercado a raíz de las presión de los reguladores, según informa 'Financial Times'.
Según el periódico británico, Santander UK planea contar con una plantilla de 225 asesores en todo el país para finales del próximo mes de marzo.
La decisión de la filial del banco español de reanudar estos servicios de asesoría de inversiones se produce dos años después de que le fuera impuesta una de las mayores multas de la historia de la banca minorista por haber prestado consejos inadecuados sobre inversiones a sus clientes en sus oficinas.
La entidad fue multada en 2013 con 12,4 millones de libras (16,9 millones de euros). Santander UK decidió cerrar en marzo de 2013 su división de asesoría de inversiones, que entonces contaba con 800 empleados.
Sin embargo, el regulador financiero de Reino Unido ha ofrecido nuevas muestras de "deshielo" en su relación con los bancos, después de que la Autoridad de Conducta Financiera haya dado por zanjado un estudio sobre la asesoría financiera prestada a nivel minorista los incentivos para la venta de productos.
Asimismo, la institución ha decidido no adoptar acciones formales contra el banco HSBC en relación con las acusaciones sobre la presunta evasión fiscal facilitada a través de su filial de banca privada en Suiza.
La mayor parte de los bancos de Reino Unido dejaron de prestar servicios de asesoría de inversiones ante la entrada en vigor de la normativa sobre la revisión de la distribución minorista, que pretendía clarificar las comisiones aplicadas entre la venta de productos y el asesoramiento, pero cuya implementación resultaba costosa para las entidades.