Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santander prevé un beneficio neto de 3.600 millones en el primer semestre a pesar de la compra del Popular

Banco Santander prevé registrar un beneficio neto atribuido de 3.600 millones de euros en el primer semestre, un 24% más que en el mismo periodo del año anterior, sin tener en cuenta la integración de Banco Popular, cuya adquisición supondrá un impacto "muy poco significativo" sobre las ganancias de los primeros seis meses de 2017, según informó la entidad en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El banco que preside Ana Botín, no obstante, explica que el incremento se reduce al 14% si se aísla el impacto no recurrente y negativo por importe de 248 millones de euros registrado en el primer trimestre de 2016. Sin tener en cuenta los tipos de cambio, el alza del beneficio atribuido en el primer semestre se reduce al 11%, aislando el impacto no recurrente.
Sin incluir la integración de Banco Popular, Santander pronostica que los ingresos crezcan en torno a un 11% respecto al primer semestre de 2016, impulsados por el margen de intereses y las comisiones, que se estima que crezcan en torno a un 11% y algo más de un 16%, respectivamente.
Excluyendo el impacto del cambio de divisa, Santander proyecta que los ingresos se eleven un 7%, con un alza del 6% en los ingresos por intereses y un avance algo superior al 11% en los ingresos por comisiones.