Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El banco Santander prepara su cotización en la Bolsa de Londres, según un diario

Logotipo del Banco Santander en lo alto de la sede, situado en la Plaza Picasso de Madrid. EFE/Archivotelecinco.es
El banco Santander se prepara para cotizar sus operaciones británicas en la Bolsa de Valores de Londres, posiblemente en el otoño boreal, lo que le permitiría reunir unos 3.000 millones de libras (unos 3.420 millones de euros).
La información que revela hoy el periódico Financial Times (FT) añade que la recaudación le permitirá financiar el crecimiento del grupo, así como sus planes para adquirir una cartera de 318 sucursales británicas del Royal Bank of Scotland (RBS), agrega el diario.
El Santander necesita además los fondos después de llevar a cabo una serie de adquisiciones, la más reciente la compra de 173 sucursales en Alemania del SEB de Suecia.
"Van a necesitar capital si continúan con la expansión de compra. No veo que puedan alcanzar el acuerdo británico sin recaudar capital", dijo al FT Patrick Lee, analista de Société Générale.
Fuentes próximas al Santander han indicado al FT que el banco quisiera cotizar en bolsa el 20 por ciento del Santander Reino Unido, siempre que las condiciones del mercado lo permitan.
Esta subsidiaria del Santander está formada por las adquisiciones de Abbey, Alliance & Leicester y parte de Bradford & Bingley.
Pese a todo, si la economía y los mercados de valores no muestran señales de una recuperación sostenida, es poco probable que el banco decida seguir adelante con la cotización en bolsa, afirma el FT.
Para finales de 2011, cuando está previsto que el acuerdo con el RBS se complete, el Santander habrá podido acumular más de 10.000 millones de euros de beneficios no distribuidos.
El Reino Unido es una de las divisiones más fuertes del banco, que ha aumentado su participación en el mercado de hipotecas y cuentas de ahorro en el último año y ha aumentado sus beneficios.