Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sareb sacará a concurso antes del verano los servicios de gestión de sus activos

El conocido como 'banco malo' sacará a concurso antes del verano los servicios de gestión de su cartera de activos financieros e inmobiliarios valorada en 50.000 millones de euros.
Según han informado a Europa Press fuentes de la Sociedad de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb), desde su creación las entidades cedentes han ejercido las labores de gestión y comercialización de los activos tóxicos que traspasaron para poder iniciar la actividad "lo antes posible".
Aquellos contratos formaban parte de un modelo transitorio que ahora la Sareb quiere cambiar. El primer año de vida del 'banco malo' se renovaron automáticamente los contratos, que vencen a finales de 2014, por lo que la sociedad que preside Belén Romana ha decidido abrir un concurso para seleccionar quién va a ser el gestor de esos activos a partir de 1 de enero de 2015.
En la actualidad, la Sareb cuenta con nueve servicios de gestión y pretende que queden reducidos a "tres o cuatro", por lo que no se descarta que alguno de los servidores actuales puedan continuar con su labor, según adelanta la agencia Reuters.
La idea es convocar el concurso antes del verano y haber tomado una decisión sobre los futuros proveedores de estos servicios en el mes de septiembre.
La Sareb enmarca este proceso dentro de una etapa de "mayor madurez" de la sociedad como organización. "Ya sabemos lo que necesitamos y buscamos y se quiere aplicar a este proveedor de servicios los mismos criterios de contratación que tienen otros proveedores", han apuntado.
Las mismas fuentes también han señalado que en los últimos meses ha habido operaciones con inversores internacionales que, junto con plataformas bancarias, están gestionando gran parte de los activos de las propias entidades. Además, han precisado que algunas de estas entidades cedentes han subcontratado a terceros el servicio que le proporcionan a Sareb.