Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sareb pone a disposición del Gobierno de Cantabria 40 viviendas para alquileres asequibles

El Gobierno prevé llevar a cabo en un mes una oferta pública para adquirir viviendas de terceros en determinadas condiciones
La sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (SAREB) ha puesto a disposición del Gobierno de Cantabria un total de 40 viviendas para destinar a alquileres asequibles por las que el Ejecutivo regional pagará entre 3.000 y 4.000 euros mensuales.
Estos inmuebles se encuentran ubicados en Santander, Torrelavega, Piélagos, Astillero, Camargo y Laredo y se prevé que estén disponibles para su uso en dos meses.
El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, y el director de Responsabilidad Social Corporativa de Sareb, Gaspar González, han suscrito este miércoles el convenio de cesión, tras lo que la sociedad remitirá al Gobierno de Cantabria un listado con las direcciones exactas de las viviendas y otros detalles.
A partir de ese momento, el Ejecutivo regional inspeccionará el estado de las viviendas cedidas para ponerlas a disposición y comprobar su encaje en las características y demandas de los solicitantes de alquiler.
Está previsto que el Gobierno cobre por las viviendas un alquiler superior al que paga a la Sareb, algo que Mazón ha justificado por el hecho de que sea el Ejecutivo el que corra con los gastos de mantenimiento y con el riesgo de que éstas no se alquilen.
A pesar de ello, el consejero ha aclarado que parte de estas viviendas podrán ser usadas para atender casos de personas en emergencia habitacional y, por tanto, se estudiarán las posibilidades de pago de cada uno de ellos.
En el convenio suscrito hay una cláusula por la que el Gobierno regional puede renunciar a alguna vivienda que no le encaje.
MÁS DE 1.800 VIVIENDAS CEDIDAS
En un comunicado, el llamado 'banco malo' ha informado de que, contando este acuerdo, la sociedad ya ha cedido un total de 1.805 viviendas "para fines sociales" en acuerdos suscritos en ocho convenios de ámbito autonómico (Aragón, Baleares, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Galicia, País Vasco y Cantabria) y otros dos de ámbito local (ayuntamientos de Madrid y Barcelona).
Actualmente, continúa en conversaciones con otras comunidades e instituciones locales y confía en cerrar nuevos acuerdos próximamente.
Con el convenio firmado con Cantabria ya son cerca de 6.200 las personas que se beneficiarán de los planes de cesión de vivienda en régimen de alquiler asequible suscritas por Sareb, cuyo compromiso es proceder a la liquidación de los inmuebles y préstamos adquiridos antes de noviembre de 2027.
MAZÓN: "EN PRINCIPIO LAS VIVIENDAS ESTÁN LIBRES DE CARGAS Y VACÍAS"
Por otra parte, y a pesar de que Mazón señaló hace unos días que algunas de las viviendas cedidas por la Sareb podían estar ocupadas por inquilinos con impagos, ha asegurado este miércoles que "en principio las viviendas están libres de cargas" y "vacías". "Si no hay sorpresas", ha puntualizado el consejero
Mazón también ha asegurado que si alguna de las viviendas está ocupada tratará el caso y la situación de sus ocupantes para poderles ofrecer una solución. "El Gobierno no va a desahuciar a nadie", ha dicho el consejero, que, sin embargo, ha insistido en que, por el momento, "no hay caso" porque se prevé que las viviendas no tengan inquilino.
Desde Sareb se ha informado de que será el Gobierno regional el que seleccionará a los beneficiarios de las viviendas "en el marco de sus programas sociales".
Con los inmuebles cedidos, el parque del Gobierno de Cantabria pasará a tener 234 viviendas.
OFERTA PÚBLICA DE VIVIENDA EN UN MES
Además, el consejero ha anunciado que "probablemente en un mes" el Ejecutivo realice una oferta pública de vivienda para intentar incrementar su parque adquiriendo vivienda de propietarios que la vendan en determinadas condiciones.
Mazón ha explicado que será un "concurso abierto" y "sin un número" determinado de viviendas a adquirir.