Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Scytl critica a Indra por "perder dinero" con la rebaja de su oferta para el escrutinio del 26J

La compañía estudia la posibilidad de "interponer las acciones legales correspondientes"
Sctyl, compañía que organizó junto a Tecnocom el escrutinio de las elecciones generales del 20-D, ha criticado la rebaja que ha realizado Indra en el precio para hacerse con el contrato de los comicios que se celebrarán el próximo 26 de junio, al considerar que la compañía o está "perdiendo dinero" o se ha beneficiado antes de unos márgenes "extremadamente altos" en comicios anteriores.
"Nos ha sorprendido que Indra haya realizado una rebaja tan importante en el precio para este concurso. O bien tenían unos márgenes extraordinariamente altos cuando se adjudicaban estos concursos a más de 14 millones de euros, o bien están perdiendo dinero ahora a un precio inferior a 4 millones de euros, o bien se están dando estas dos circunstancias de forma simultánea", afirma la empresa en un comunicado.
El consejero delegado de Scytl, Pere Vallés, ha afirmado que cualquiera de estos casos parecería "una práctica competitiva nada ortodoxa" para una empresa que cuenta con una importante participación accionarial del Estado y con numerosos contratos con la Administración Pública.
En este sentido, Scytl informa de que los servicios jurídicos de la compañía están estudiando el expediente del concurso y están considerando la posibilidad de "interponer las acciones legales correspondientes".
Tras perder frente a Scytl el concurso de la consolidación de resultados de las pasadas elecciones del 20 de diciembre, Indra ha resultado adjudicataria del concurso para los comicios generales del próximo 26 de junio a un precio de 3,9 millones de euros.
Este precio es un 73% inferior a los 14,3 millones de euros que Indra cobró al Ministerio del Interior por las elecciones generales del 2011, así como siete millones de euros inferior a la propuesta de 10,9 millones que presentó para las elecciones del 2015.
Asimismo, también se ha situado muy por debajo del precio ofertado por la UTE Scytl-Tecnocom de 6,9 millones de euros para los comicios de este junio y de los 9,8 millones con los que resultó adjudicataria de las elecciones del 20 de diciembre.
Syctl remarca que el alcance de los proyectos es "muy similar" en todas las elecciones mencionadas y por lo tanto el coste debería ser equivalente. En su caso, explica que la rebaja del precio respecto a diciembre obedece a la posibilidad de reutilizar el hardware e infraestructura adquiridos para dicha elección.
En esta línea, también incide en el hecho de que los tiempos de entrega para la elección del 26 de junio sean más ajustados que en elecciones anteriores en ningún caso abarata el coste de la elección, "sino que en todo caso lo aumenta".
MONOPOLIO DE FACTO.
Por otro lado recuerda que la consolidación de los resultados de las elecciones generales en España ha sido realizada por Indra de forma exclusiva e ininterrumpida desde 1978, un "monopolio de facto" que se rompió en las pasadas elecciones generales del 20 de diciembre.
"A pesar del retraso en el inicio del proyecto causado por los diversos recursos presentados por Indra, la consolidación de los resultados del pasado 20 de diciembre resultó un éxito que demostró que existía una alternativa viable a Indra y a un precio razonable", afirma.
En este sentido, Vallés ha incidido en que "no es bueno que existan monopolios 'de iure' o 'de facto'" en ningún sector y ha remarcado que queda demostrado que el beneficiario de que haya competencia real en los concursos públicos "es el contribuyente".