Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seat presenta un ERE y paros temporales que afectarán a 4.700 trabajadores hasta julio

Según ha explicado el presidente del Comité de Empresa de Seat, Matías Carnero, la dirección ha presentado esta mañana su propuesta a los sindicatos después de que durante la última semana hayan negociado consensuar un ajuste de producción que implicaría reducir la fabricación en unos 21.000 coches y afectaría a unos 6.000 empleados, oferta que fue rechazada por los sindicatos porque excedía la bolsa de horas.
El comité de empresa se encuentra reunido para estudiar la propuesta de ERE temporal, ya que tienen 15 días para presentar las alegaciones que consideren convenientes.
En un comunicado, Seat señala que la bajada de ventas en los principales mercados en los que opera la marca, en particular el mercado español, justifica el ERE, ya que "es un hecho ajeno a la empresa y por ello Seat ha ejercido su responsabilidad como compañía para asegurar su viabilidad futura". Añade que no prevé una reactivación económica "a corto plazo". 
La reducción de producción que supone el ERE, sumada a los paros previstos para noviembre y diciembre, hará que Seat finalice el año con una bajada del 5 por ciento respecto a la planificación inicial.
La compañía automovilística prevé parar 15 días entre noviembre y diciembre la línea de producción de los modelos Altea, León y Toledo, lo que afectará a todos los turnos, así como parar cinco días la línea del Ibiza en el mismo periodo.
Estos paros afectan a 1.980 trabajadores en una línea y 1.969 en la otra, y en los cinco días en que coinciden la cifra aumenta hasta un total de 4.700 personas , ya que supone el paro de las plantas de Barcelona y Martorell (Barcelona) en producción directa y coligados, como logística y mantenimiento, ha explicado Carnero.
Este reajuste de la producción del fabricante automovilístico español se produce después de que el 9 de septiembre Seat anunciara otra reorganización en la planta, que pasaba por la supresión del turno de noche de la línea 2 (modelos Altea, León y Toledo), en el que trabajan unas 500 personas, la supresión de todos los fines de semana productivos previstos para septiembre y octubre, y la aplicación de medidas de flexibilidad que ya se están realizando. 
Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha recibido la noticia con "preocupación" ante la magnitud de trabajadores afectados, que podría ser "cuatro veces superior" al afectar también al parque de proveedores de la empresa.
KOD