Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sebastián afirma que la tarifa de último recurso y el bono social funcionarán

El ministro de Industria Miguel Sebastián, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo celebrada esta tarde en el Senado. EFEtelecinco.es
El ministro de Industria, Miguel Sebastián, aseguró hoy que el 1 de julio estarán disponibles el "bono social" y la tarifa eléctrica de último recurso (TUR), a la que podrán acogerse los consumidores con una potencia inferior a 10 kilovatios (KW), dos medidas que, dijo, "también van a funcionar".
"Todo lo hacemos mal", ironizó Sebastián en el Pleno del Senado, pero "lo cierto es que funciona", y puso como ejemplo la evolución del Plan 2000E para ayudar a la compra de vehículos, de la que adelantó "tendrán los datos pronto".
Así respondió el titular de Industria al senador de Convergència i Unió (CiU) Ramón Alturo, quien consideró que "también esto lo han hecho mal" ya que ni se ha desarrollado la normativa, ni se ha informado al respecto y encima se ha generado confusión en la sociedad.
Por ello el senador de la formación catalanista demandó que se realice una campaña informativa para que los consumidores puedan saber si deben ir al mercado libre (obligatorio sólo para quienes tengan una potencia de más de 10 KW) o pueden acogerse a la TUR e incluso al "bono social", por el que se les congelará el recibo de la luz a los pensionistas, familias numerosas y a las que tienen todos los miembros en paro.
Asimismo, Alturo pidió que se conozca el precio de la TUR, la única tarifa que seguirá fijando el Gobierno después del 1 de julio, porque sin ella no hay ofertas por parte de las comercializadoras para que los clientes acudan al mercado libre.
A este respecto, el ministro explicó que hay que esperar porque aún está pendiente el desarrollo reglamentario, si bien insistió en que ello no afectará a la entrada en vigor de las medidas.
Dos iniciativas que supondrán un "esfuerzo para todos", reconoció Sebastián, pero que sin embargo posibilitarán que España cuente con un mercado eléctrico plenamente liberalizado y que garantiza los derechos de los consumidores.
El titular de Industria también quiso recordar que se beneficiarán del "bono social" más de tres millones de hogares automáticamente, mientras que el resto de consumidores elegibles (pensionistas, familias numerosas y con todos sus miembros en paro) lo tendrán que solicitar.