Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siemens Gamesa logra un contrato en Turquía para el suministro de 36 aerogeneradores

Siemens Gamesa ha firmado su primer contrato con el inversor turco Sancak Enerji para el suministro de 36 aerogeneradores, con una potencia total de 118 megavatios (MW), en dos parques ubicados en la región turca de Konya, según ha informado este viernes la compañía.
Se trata del primer contrato que la compañía firma en Europa para el suministro de la plataforma de 3,3 MW, concebida para garantizar el mínimo coste de energía en una gran variedad de emplazamientos.
En virtud del contrato firmado, Siemens Gamesa suministrará 20 aerogeneradores de esta plataforma para el parque de Baglar, con una potencia de 66 MW, y otras 16 turbinas del mismo modelo para el parque de Ardicli (52 MW), ambos ubicados en Konya.
El suministro de las turbinas comenzará durante el segundo trimestre de 2018 y está previsto que los parques empiecen a operar en 2019.
Además, la compañía se encargará de las tareas de operación y mantenimiento de ambos proyectos durante diez años.
Las nacelles de estas 36 máquinas se ensamblarán en la planta de Siemens Gamesa en Ágreda (Soria), mientras que las palas y las torres se fabricarán en Izmir (Turquía) a través de un proveedor local.
La compañía ha destacado que turbina G132-3.3 MW, que se instalará en ambos proyectos, garantiza la máxima producción de energía para vientos medios y medio-bajos. Este aerogenerador dispone de cuatro alturas de torre distintas, desde los 84 a los 134 metros, para adaptarse a los requisitos de cada región y rango de viento.
Además, la empresa ha explicado que la pala de esta nueva turbina, realizada en fibra de vidrio y con una longitud de 64,5 metros, incorpora una nueva familia de perfiles aerodinámicos que combinan un incremento de producción anual con una "mínima" emisión de ruido.
En Turquía, Siemens Gamesa ha instalado más de 550 MW desde que inició su actividad en 2010.