Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sigue la búsqueda de desaparecidos en el derrumbe del Archivo de Colonia

Los equipos de rescate prosiguieron hoy la búsqueda de dos desaparecidos, posiblemente sepultados entre los escombros del Archivo Histórico de Colonia que se derrumbó la víspera y causó la pérdida de lo que se consideraba la "memoria" de la ciudad renana.
Las dos personas desaparecidas son dos inquilinos de la planta superior de un edificio vecino, que en caso de encontrarse entre las ruinas se considera que no tienen prácticamente ninguna posibilidad de haber sobrevivido, informaron hoy fuentes de la policía.
El responsable del Archivo, Goegr Wander, calificó asimismo de inmensas las pérdidas materiales del derrumbe, ya que el valor estimado de los documentos ahí depositados asciende a 400 millones de euros.
En un principio, se había hablado de hasta nueve desaparecidos, pero hoy se calcula que las personas posiblemente sepultadas entre los escombros serían únicamente esos dos inquilinos.
Los empleados del archivo y las personas que consultaban documentos del mismo pudieron salvarse porque oyeron un ruido que anunciaba el derrumbe, dieron la alarma y evacuaron rápidamente el edificio.
Las causas del derrumbe, ocurrido ayer a media mañana, no han sido aclaradas aún pero se cree que puedan estar relacionados con las obras de ampliación de una línea de metro de la ciudad.
Algunos empleados del archivo señalaron que desde hace varias semanas habían advertido la aparición de grietas en el edificio, aunque los peritajes hechos entonces no aconsejaron el cierre del mismo.
El Archivo Histórico de Colonia contenía documentos de más de mil años de historia y recientemente se había incorporado a él el legado completo del Premio Nobel de Literatura de 1972, Heinrich Böll.
La "memoria" de la ciudad renana -como se conocía el edificio de la Severinstrasse- contenía 65.000 actas, la más antigua era del año 922, 104.00 mapas y planos, 50.000 carteles y cerca de medio millón de fotografías.
Además, había 780 legados y colecciones, entre ellos el de Böll que había comprado la ciudad de Colonia a la familia del escritor el mes pasado y que contenía 6.400 manuscritos, además de cartas y documentos.
El archivo era considerado como uno de los archivos municipales más grandes situados al norte de los Alpes.