Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos de funcionarios se reúnen mañana con Hacienda y dan por hecho nueva congelación salarial

Los principales sindicatos de la Función Pública (CSI-F, UGT y CC.OO.) se reunirán mañana, a las 17.00 horas, con representantes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para conocer cómo les afectarán los Presupuestos Generales del Estado para 2014, según han informado a Europa Press en fuentes sindicales.
De momento, los sindicatos ya saben que a los empleados públicos no se les retirará ninguna paga extraordinaria ni en lo que resta de este año ni el año próximo, según ha anunciado el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
Lo que no dijo Rajoy es si subirán o no los sueldos de los empleados públicos en 2014, pero los sindicatos creen que el que calla otorga. Así, las centrales sindicales dan por hecho que los salarios volverán a congelarse, tal y como ha sucedido en los últimos tres años.
Por lo tanto, 2014 será el cuarto año consecutivo de esta crisis en el que los salarios de los empleados públicos permanecerán congelados y el quinto en el que no crecen, ya que a las congelaciones de 2011, 2012, 2013 y 2014 habría que sumar el recorte salarial de entre el 5% y el 7% que aplicó el Gobierno socialista en 2010 y la supresión de la paga extra de Navidad decidida por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2012.
"El presidente Rajoy ha dejado muy a las claras que vamos a tener una nueva congelación salarial, la enésima", se ha lamentado el presidente de CSI-F, Miguel Borra, en declaraciones a Europa Press.
Borra ha recordado que los empleados públicos han sido los primeros en hacer esfuerzos en esta crisis y que es hora ya de que se les compense, empezando por el abono de la parte devengada de la paga extra (44 días en el caso de los funcionarios, 14 días en el de los laborales) que les retiró el Gobierno y que los tribunales están conminando a devolver.
"La primera medida es acatar las sentencias que le están cayendo al respecto", ha insistido Borra, que ha advertido de que los empleados públicos ya acumulan una pérdida de poder adquisitivo cercana al 30%.
CRÍTICAS AL GOBIERNO POR NO NEGOCIAR.
También en CC.OO. "dan por hecho" que los sueldos de los más de 2,5 millones de empleados públicos volverán a congelarse en 2014, tal y como ha señalado a Europa Press Francisco Cabezos, de la Federación de Servicios a la Ciudadanía.
Desde UGT, la secretaria de Acción Sindical de la Federación de Servicios Públicos (FSP-UGT), Carmen Barrera, ha asegurado a Europa Press que no puede dar la congelación por descontada porque el Gobierno sólo les informa "en el último minuto" de lo que va a hacer, sin negociación de por medio.
Pero Barrera se huele que eso será lo que les comunique mañana el Gobierno y no oculta su rechazo "tanto a las formas como al fondo". "No negocian nada con nosotros y tenemos varias reuniones pedidas con la Secretaría de Estado", ha subrayado.
A los sindicatos no les gusta el modo que tiene que el Gobierno de llevar estas cosas porque consideran que realmente no tiene voluntad de negociar. Y con todas las medidas que está adoptando (ERE extintivos en las administraciones públicas, reforma de la Administración Local, etc.) ven en el Gobierno un objetivo que no comparten: el adelgazamiento del Estado, que podría tener "graves consecuencias" para los ciudadanos, según Barrera.
Borra, por su parte, cree que hay temas que el Gobierno podría sentarse a negociar "de verdad" porque para abordarlos no hace falta poner dinero sobre la mesa. Se refiere, en concreto, a la Ley de Función Pública para la Administración General del Estado y a la evaluación del desempeño. También podrían entrar los 'moscosos' (los días de libre disposición de los funcionarios), que fueron recortados de seis a tres por el Gobierno, y del que podrían recuperar alguno.
Otro de los temas 'candentes' en materia de Función Pública es la renovación del convenio de asistencia sanitaria de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface), del que podrían salirse algunas aseguradoras si el Gobierno se decide a congelar la prima que les paga (subida anual del 1,5%), según fuentes de la negociación consultadas por Europa Press.