Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos y patronal de la estiba registran su acuerdo en el Ministerio de Empleo

El Gobierno manifiesta su "satisfacción" por el fin del conflicto en el sector
Los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco han registrado en el Ministerio de Empleo el acuerdo que alcanzaron el 29 junio, con el que se puso fin al conflicto abierto en el sector desde el pasado mes de febrero y a los paros que se estaban registrando en los puertos.
Así lo informó la titular de este Departamento, Fátima Báñez, en la reunión del Consejo de Ministros de este viernes, según informó en la rueda de prensa posterior el ministro Portavoz, Íñigo Méndez de Vigo.
El portavoz remarcó que el acuerdo avala los dos argumentos que defendía el Gobierno ante el conflicto, esto es, la necesidad de la estiba cumpliera con la normativa europea y la capacidad de los agentes sociales de pactar en el marco de la negociación colectiva aquellos aspectos de la reconversión, como es el mantenimiento del empleo, que no tenían cabida en la reforma legal.
"Se ha logrado garantizar el empleo y también la competitividad de las empresas", remarcó Méndez de Vigo, que expresó así la "satisfacción" del Gobierno por la conclusión de este conflicto que surgió en febrero, cuando el Ejecutivo emprendió la reforma del sector.
Una vez que en mayo el Gobierno logró que el Congreso aprobara la reforma, el conflicto quedó enmarcado en la negociación entre empresas y sindicatos, y desembocó en tres semanas de paros intermitentes y parciales en los puertos durante el pasado mes de junio.
ACUERDO PARA EMPEZAR A NEGOCIAR.
Finalmente, los sindicatos del gremio (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO, CIG y CGT) y Anesco lograron la pasada semana, el 29 de junio, un acuerdo sobre las líneas básicas para empezar a negociar el nuevo convenio colectivo, adaptado a la reforma legal.
En virtud del pacto, las empresas aceptan subrogar a los estibadores, pero evitaron que este colectivo les obligara a participar en los centros portuarios de empleo (CPE), las ETT's en las que se convertirán las sagep.
De su lado, los trabajadores de la estiba portuaria aceptaron bajar un 10% su salario, que se acometa un ajuste en su colectivo mediante prejubilaciones voluntarias y pactar nuevas formas de organizar el trabajo y turnos en los puertos para mejorar su competitividad.
Los estibadores y las empresas ya mantuvieron este jueves su primera reunión tras 'firmar la paz', en la que fijaron la batería de asuntos a tratar y calendario de encuentros con el fin de cerrar el nuevo convenio antes del 30 de septiembre.