Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos textiles piden a Inditex más control a sus proveedores

Zara tiene 300 talleres textiles en Brasil. En uno de estos establecimientos de Sao Paulo se detectaron la vulneración de derechos laborales.telecinco.es
Sindicatos de la industria textil consideran que Inditex debería tener un mayor control de su red de proveedores para evitar irregularidades como las detectadas en Brasil, donde un grupo de operarios trabajaban en situación "análoga a la esclavitud".  La multinacional española fue denunciada por el Ministerio de Trabajo carioca por la situación de estos trabajadores en una de las 300 talleres que tiene la empresa en este país.
Los sindicatos del sector, por su parte reconocen que la estructura la compañía "hace difícil" realizar un seguimiento de las subcontrataciones a las que recurren algunos suministradores.

Isidor Boix, secretario de Acción Sindical Internacional de Fiteqa-CC.OO. y miembro de la directiva de la Federación Internacional de Trabajadores de Textil, Vestimenta y Cuero (ITGL WF, por sus siglas en inglés), el grupo debería incrementar también las relaciones con el sindicalismo local y hacer pública la lista de todos sus proveedores.

Boix considera "bueno" el sistema de auditoría que aplica la multinacional para controlar 1.500 talleres que trabajan para el grupo, pero remarca que las inspecciones "no pueden llegar a las relaciones laborales". "La mejor auditoría es que haya control sindical desde el país", agrega.

Según explica, la federación lleva 15 días trabajando con Inditex en el problema de vulneración de derechos laborales detectado en un taller de Brasil, después de que la propia multinacional se pusiera en contacto con la organización.

El caso supone una "aplicación irregular" del acuerdo marco suscrito por Inditex con la ITGLWF, "en la medida en que la empresa no ha evitado una subcontratación desconocida", según el dirigente sindical. "La responsabilidad de Inditex es garantizar que el código de conducta se aplica bien", apunta Boix.

300 talleres de Inditex en Brasil
En Brasil, donde se ha producido un problema de "subcontratación de subcontratación con trabajadores no regularizados", Inditex cuenta con unos 50 proveedores, que a su vez subcontratan o trabajan con unos 300 pequeños talleres. En este país, el grupo obtiene menos del 1% de su producción.

El responsable de internacional de Fiteqa valora la actitud de la compañía, que, a través de su filial brasileña, trabaja con la Inspección de Trabajo del país y se ha comprometido a regularizar la situación de los trabajadores afectados.
El taller, según detalla, fue cerrado y está prevista su reapertura, y ocho de los trabajadores están dispuestos a volver una vez regularizada su situación.

"Rescindir contratos con el proveedor no es nuestro primer mensaje; la solución es que haya un control eficaz", apunta Boix, quien destaca que hasta el momento a la organización sindical no le constaban irregularidades en Brasil.

Bangladesh, Turquía, Marruecos o Camboya son algunos de los países donde la organización de trabajadores del sector textil ha trabajado para solventar situaciones irregulares, fundamentalmente relacionadas con la libertad sindical.