Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sniace rebaja en 10 los despidos y el comité lo tacha de "maquillaje"

La reunión de este jueves entre la dirección de Sniace y el comité de empresa, la quinta negociadora del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción para los 533 trabajadores, ha concluido sin acuerdo entre las partes, ya que la dirección insiste en que los despidos, prejubilaciones y rebaja salarial planteadas constituyen un "paquete" que los empleados tendrán que aceptar en su conjunto y antes del próximo lunes, día 23, a las 11.00 horas de la mañana, día y hora de la próxima reunión.
En el encuentro de hoy, la dirección ha rebajado en diez los despidos planteados en torno al plan de viabilidad, que pasarían así de 91 a 81, y que supone que "el drama sigue siendo parecido", en palabras del secretario del comité de empresa, Antonio Pérez Portilla, que ve "puro maquillaje" en los cambios introducidos por la fábrica, que, a su juicio, precisa "un milagro" para que se "se arregle" la situación en que se encuentra.
Así, si se tiene en cuenta la rebaja en diez del número de despidos y se suman las prejubilaciones planteadas, que se mantienen en 146, la cifra global de trabajadores afectados sería de 227. Esta propuesta tendría que ser aceptada, junto al resto de modificaciones introducidas, el lunes 23 antes de las 11.00 horas, y, si se rechaza, la dirección emitiría las cartas de despido para toda la plantilla, lo que constituye un "ultimátum" a ojos de Pérez Portilla.
En declaraciones a Europa Press, ha explicado que otros de los cambios planteados por la dirección pasan por reducir del 20% al 10% la rebaja salarial para los trabajadores afectados por las prejubilaciones, mientras que dicha merma no se aplicaría en los que van a ser despidos y se mantendría en el 20% para el resto de la plantilla, porcentaje que podría experimentar alguna rebaja, pero siempre sería "mínima".
Además, a los empleados prejubilables Sniace les garantiza un salario neto del 78% -tras la rebaja del sueldo del 10%-, de modo que al final sería del 68%.
Tanto estos trabajadores como los afectados por los despidos "puros y duros" se irían a la calle con una indemnización de 20 días por año, a costear por el Fogasa, el Fondo de Garantía Salarial, según ha indicado a esta agencia el portavoz de los trabajadores.