Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solbes confirma el rechazo de España a bajar el IVA de las gasolinas

Imagen de archivo del ministro de Economía, Pedro Solbes. Foto: EFEtelecinco.es
En declaraciones a los periodistas antes de asistir a la reunión del Eurogrupo, en Fráncfort, Solbes ha explicado que, de acuerdo con la normativa comunitaria, no hay margen de maniobra para modificar el IVA.
Ante la escalada del petróleo, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, propuso la semana pasada reducir el IVA sobre los carburantes cuando el precio del crudo supere un determinado umbral.
El planteamiento de Sarkozy no ha sido bien recibido por sus socios de la UE y Solbes ha reiterado que esa no es la mejor opción si queremos reducir el consumo de petróleo y aumentar la eficiencia energética.
El vicepresidente ha admitido que hay "distintos sectores con problemas diferentes" por el encarecimiento de la energía. Ha recordado que el Gobierno español ya está negociando con los transportistas y los pescadores, y también ha recibido peticiones de ayuda desde el sector agrario.
Negativa de otros gobiernos
El ministro alemán de Economía, Peer Steinbrück, ha recordado el acuerdo alcanzado por el Ecofin (ministros de Finanzas de la UE) en 2005, en la ciudad británica de Manchester, de no adoptar medidas fiscales ante la subida del petróleo. "Deberíamos respetar ese compromiso de no reaccionar políticamente" al encarecimiento del crudo, ha reseñado el ministro alemán.
El ministro holandés, Wouter Bos, ha considerado que "tenemos que acostumbrarnos a convivir con precios altos del petróleo" e intentar reducir la dependencia de la economía europea de ese tipo de energía.
Tanto Solbes como su homólogo holandés se mostraron preocupados por la elevada inflación, pero coincidieron en atribuir el grueso de la subida a los alimentos y los productos energéticos.   LA