Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solbes descarta la recapitalización general de las cajas pero ve acciones puntuales

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, durante la conferencia de prensa de ayer poco después de comenzar los debates en el plenario que la cumbre del G20 en Londres. EFEtelecinco.es
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, descartó hoy una recapitalización general de las cajas de ahorros, aunque señaló que pueden ser necesarias "actuaciones puntuales" en algunas entidades.
A su llegada a la reunión informal de ministros de Finanzas de la UE que hoy comenzó en Praga, Solbes dejó claro, a preguntas de los periodistas, que no ve necesaria una operación de recapitalización de todas las cajas.
Pero, agregó, sí "veo algunas actuaciones puntuales en su momento cuando se planteen", aunque posteriormente precisó que por ahora "no tenemos ningún caso que se esté planteando".
El vicepresidente recordó que el Gobierno está trabajando para poner en marcha un fondo para gestionar esas operaciones, "pero para esas recapitalizaciones individuales", recalcó.
El titular de Economía y Hacienda explicó que se trata de definir unas reglas de actuación para no tener que recurrir a procedimientos "tan complicados" como el utilizado en el caso de Caja Castilla-La Mancha (CCM).
Subrayó que, en este caso, el Gobierno se ha limitado a autorizar un aval estatal para la línea de financiación de hasta 3.000 millones de euros que el Banco de España facilitará a la caja.
La operación no supone transferencia de recursos, sino de ofrecer liquidez, un dinero que hay que devolver y, por tanto, "no tiene coste para los contribuyentes", reseñó Solbes.
En cuanto a la dotación del mecanismo para las recapitalizaciones futuras, el vicepresidente rehusó precisarla y explicó que corresponde al Banco de España determinar la cantidad que puede necesitar cada entidad, dado que es este organismo el encargado de ir vigilando su situación.
Precisó que sólo cuando los coeficientes y obligaciones legales no se cumplen o se deterioran es cuando hay que plantear "si hay que actuar o no en un caso concreto".