Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solbes dice que la evolución salarial en España ha sido "positiva"

La valoración de la evolución de los salarios en los últimos años en España es "positivo", según el vicepresidente en funciones, Pedro Solbes. Y esto ha sido posible gracias a "una razonable moderación", pero ha alertado de que en las próximas negociaciones se deberá tener en cuenta el cambio de contexto económico.
"El comportamiento en España ha sido de una razonable moderación en los últimos años y el comportamiento de los salarios ha sido razonablemente positivo. Es verdad que ahora estamos en un contexto algo distinto, la evolución del empleo es diferente, la evolución del paro es diferente, y son elementos que también deberían ser tomados en consideración", ha asegurado Solbes.

Estas declaraciones las ha realizado al término del Ecofin informal celebrado en Eslovenia, donde los ministros de Economía de los Veintisiete y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, lanzaron un nuevo llamamiento a la moderación salarial para evitar una espiral inflacionista.

Este argumento choca con las exigencias de los sindicatos europeos que exigen subidas salariales para los obreros.

El vicepresidente económico ha dicho que el sistema español de negociación salarial "está bien diseñado" porque "parte de inflación prevista y no de inflación pasada", lo cual "ya es positivo". Además, incluye "cláusulas de salvaguardia" para compensar las "desviaciones" y tiene en cuenta la productividad.

Solbes ha señalado que si los salarios se suben "automáticamente" sin tomar en consideración "la evolución de la productividad" se entraría en una "espiral precios-salarios", y se daría lugar a "efectos de segunda vuelta" que "no son buenos para nadie".

Al ser preguntado por el caso de Alemania, donde los trabajadores de los servicios públicos han pactado un incremento salarial del 8% en dos años, Solbes ha destacado que los alemanes "han perdido poder adquisitivo en los 10 últimos años de forma muy significativa y ha tenido los costes laborales unitarios más bajos de Europa en los últimos años, lo cual les da un margen de maniobra que otros países no tienen".LMJ