Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sólo Internet se salva de la crisis que afecta a los juegos de azar

Más de 75.000 españoles tienen prohibido el acceso a bingos y casinos por problemas de ludopatía. Foto: EFEtelecinco.es
Según el informe anual del juego en España, el importe medio dirigido a los juegos privados cayó un 10,44%, seguidos de los gestionados por la ONCE, en los que retrocedió un 6,89%, y de los públicos, que sufrieron una disminución del 3,26%. 
Dentro de los juegos privados, las salas de bingo fueron las más afectadas, con un retroceso del 14,26% en el importe medio por persona, hasta 62,68 euros anuales. Por detrás figuran los casinos y las máquinas recreativas, cuyo gasto medio cayó un 14,05% y un 8,98%, respectivamente, hasta los 42,59 euros y 285,89 euros. 
Los juegos correspondientes a la Entidad Pública Empresarial Loterías y Apuestas del Estado (LAE) fueron los que menos notaron el impacto de la crisis, con una caída del gasto medio por persona del 3,26%. 
Por el contrario, las cantidades jugadas este año a través de Internet, aumentaron sus beneficios un 20% en 2009 respecto al ejercicio precedente.
Los juegos movieron más de 30 millones
Durante el pasado año se jugaron 30.110,57 millones de euros, lo que supone un descenso del 6,94% respecto a la cantidad destinada en 2008, que fue de 32.356,10 millones de euros. 
Frente al mito que apunta que las crisis económicas animan a invertir más dinero en juegos de azar, fuentes del sector explicaron que los ciudadanos miran ahora más por su bolsillo y no se arriesgan tanto a perder un dinero que podría resultar imprescindible para la economía familiar. 
Destacaron el incremento registrado en los juegos no regulados en Internet, por lo que reclamaron la entrada en vigor de la futura Ley del Juego, que regule este sector en Internet, sobre el que actualmente no pesa ningún tipo de fiscalidad y cuyos ingresos van a parar "directamente" a paraísos fiscales como Gibraltar. 
En concreto, las empresas de juego 'online' cerraron 2009 con un beneficio conjunto en España de 260 millones de euros, un 20% más que el ejercicio anterior.
Más de 75.000 ludópatas
Según recoge el informe, más de 75.000 personas tienen prohibido el acceso a casinos y bingos a petición propia o por mandato judicial. 
En concreto, el registro que maneja el Ministerio del Interior cifra en 26.922 el número de ciudadanos que no puede entrar en alguno de estos locales de ocio, al que se suma los contabilizados en los registros propios de cada comunidad autónoma, con un total de 48.905 personas. 
Dichas personas no pueden acceder a este tipo de salas de ocio como prevención de sus problemas de ludopatia y con el objetivo de superar su adicción al juego.      LA