Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sordo (CC.OO.) "no da por fracasado" el pacto salarial pero insiste: sin cláusula debe cambiar la horquilla

El secretario general de CC.OO., Unai Sordo, ha afirmado este martes que "no da por fracasada" la negociación para cerrar el pacto de convenios pero ha vuelto a insistir a la CEOE en que si no se incluye una cláusula de revisión salarial en el acuerdo, las bandas salariales tendrían que ampliarse.
En declaraciones a los periodistas tras reunirse en la sede de CC.OO. con el coordinador general de IU, Alberto Garzón, el dirigente sindical ha señalado que si CEOE y Cepyme "se bloquean" con el tema de la cláusula de revisión, tienen que saber que las bandas salariales planteadas "no valen y hay que modificarlas". "Y si no se modifican no habrá acuerdo", ha zanjado.
"En función de la respuesta que esperamos recibir a lo largo de las próximas horas, veremos si se acaba dando una referencia salarial o hacemos la negociación de los convenios pendientes para el resto del año sin esa referencia", ha apuntado.
Sordo ha insistido en que la distribución de la riqueza "cada vez es más desigual", pues mientras el PIB crece al 3%, los salarios sólo lo hacen al 1,27% (dato hasta junio). "Hay que recuperar la capacidad de compra de los salarios por justicia redistributiva y para activar la demanda interna", ha enfatizado.
Para el dirigente sindical, a pesar del rechazo de la CEOE, la cláusula de revisión es necesaria para este año y también para los siguientes porque los sindicatos no están en todas las empresas y no pueden impedir que muchos trabajadores tengan bajos salarios.
En este punto, también ha destacado la necesidad de que el salario mínimo interprofesional (SMI) "pegue un salto adelante" y se vaya acercando al 60% del salario medio español como recomienda la Carta Social Europea.
En cuanto a su encuentro con Garzón, ambos han destacado su "amplia coincidencia" en el análisis de la realidad económica y social de España y en que la desigualdad es uno de los grandes problemas de España.