Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Standard Chartered se hunde un 16,43% ante la amenaza de las autoridades de EEUU

Las acciones del banco británico Standard Chartered cerraron la sesión de este martes con un desplome del 16,43%, su mayor caída en cuatro años, después de que las autoridades financieras del estado de Nueva York hayan amenazado con la posible retirada de la licencia del banco para operar en el estado por su presunta participación en transacciones irregulares con el Gobierno de Irán por importe de unos 250.000 millones de dólares (201.612 millones de euros), contraviniendo las leyes estadounidenses.
En concreto, el Departamento de Servicios de Finanzas del estado de Nueva York afirmó este lunes a través de un comunicado que "las acciones de Standard Chartered dejaron al sistema financiero de Estados Unidos vulnerable a los terroristas, traficantes de armas, capos de la droga y regímenes corruptos, y privaron a los investigadores policiales de información crucial para realizar un seguimiento de todo tipo de actividad delictiva".
El Departamento explicó que la entidad británica llevó a cabo conductas negligentes "engañosas y fraudulentas" durante casi diez años al mover al menos 250.000 millones de dólares a través de su sucursal en Nueva York en nombre de instituciones financieras iraníes sujetas a sanciones económicas en Estados Unidos y luego ocultarlas.
Como consecuencia de estas acciones, el Departamento de Servicios Financieros ha advertido al banco británico de que podría perder su licencia para operar en Nueva York y ha instado a la entidad bancaria a que dé explicaciones sobre las presuntas violaciones y demuestre por qué su licencia no debe ser revocada.
Por su parte, Standard Chartered ha rechazado "firmemente" las acusaciones vertidas por el Departamento de Servicios de Finanzas del estado de Nueva York y ha subrayado que más del 99,9% de las transacciones relacionadas con Irán cumplieron con las regulaciones y que el valor de las transacciones que no lo hicieron es inferior a los 14 millones de dólares (alrededor de 11,3 millones de euros).
"Standard Chartered informó previamente de que está llevando a cabo una revisión de su cumplimiento histórico --de las sanciones impuestas por Estados Unidos-- y de que está debatiendo esa revisión con varias agencias estadounidenses, entre ellas el DSF, la Reserva Federal de Nueva York y la Fiscalía de la localidad", ha manifestado la entidad bancaria a través de un comunicado oficial.