Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo fallará sobre los despidos de Sniace el próximo 18 de mayo

El Tribunal Supremo ha fijado para el próximo 18 de mayo el procedimiento de deliberación, votación y fallo sobre la legalidad del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción de la plantilla de Sniace y la presentación del acuerdo laboral que posibilitaría su reversión.
Según indica la compañía en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Alto Tribunal ha fijado esta fecha para fallar sobre los recursos presentados ante la sentencia de la Audiencia Nacional que declaró legal el expediente por el que se despidió a los 533 trabajadores de la fábrica de Torrelavega.
En esa comunicación, en la que Sniace responde a la información requerida por la CNMV antes de dar luz verde a que la compañía vuelva a cotizar en Bolsa, se avanza la fecha fijada por el Supremo y de la que tanto empresa como trabajadores estaban pendientes.
De declararse ilegales los despidos, la empresa indica que el acuerdo laboral entraría en vigor, probablemente en el mes de abril, y el ERE de extinción se transformaría en uno temporal. Esta reconversión del expediente conllevaría la "eliminación de las
provisiones por indemnizaciones y la aparición de un nuevo pasivo".
En concreto, Sniace apunta que ese pasivo serían deudas a la Seguridad Social, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) y las
prejubilaciones, con una importe estimado de 16 millones de euros aproximadamente.
No obstante, esa estimación se realiza partiendo de "la hipótesis de que todo el personal mayor de 58 años no se reincorporase (bien por prejubilación o por baja) y de que el acuerdo laboral entrase en vigor en abril".
Sobre ese acuerdo, también ensalza que su entrada en vigor supondrá "una importante reducción de los costes laborales",
tanto por la vía del número de trabajadores, que pasarán de los 534 actuales a una plantilla objetivo de 326, como de los costes unitarios medios, ya que se realizará una rebaja salarial de entre un
15% y un 20%.
En cuanto a la puesta en funcionamiento de la fábrica, para lo que antes se ha de producir la salida a bolsa y la ampliación de capital de 15,6 millones, Sniace destacado que espera que los trabajos preparatorios para la reapertura se inicien el próximo mes de abril.
Señala también en el documento que se prevé un periodo de dos meses para los trabajos de mantenimiento necesarios para arrancar las producciones de celulosa y energía y que tendrán un coste estimado de un millón de euros.
Mientras que cifra en nueve meses el tiempo necesario para realizar las inversiones que requerirá la puesta en marcha de la fábrica de fibra, un tiempo que ya se contemplaba en el plan de viabilidad. Estas inversiones sumarán un total de 7,4 millones de euros.