Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tavex pierde 5,4 millones en el primer trimestre, lastrado por los efectos del tipo de cambio

Tavex registró unas pérdidas de 5,4 millones de euros en el primer trimestre de 2014, frente a las pérdidas de 479.000 euros del primer trimestre de 2013, lastrado por los efectos del tipo de cambio, según informó la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC).
Así, el beneficio neto de explotación (Ebitda) recurrente de la compañía fue de 11,7 millones de euros, un 15% menos que en el mismo periodo de 2013, cuando la empresa registró un Ebitda recurrente de 13,8 millones de euros.
Tavex ha señalado que gracias a la mejora operativa y a la contención de gastos ha cerrado el trimestre con un Ebitda positivo en todas las unidades de negocio (Denim Brasil, WorkWear Brasil, Argentina, Europa y América del Norte).
Por otro lado, el resultado de explotación (Ebit) fue de 6,3 millones de euros, un 2,9% menos que los 6,4 millones de euros registrados en 2013, debido de nuevo al impacto de los tipos de cambio y a la reducción de ventas.
El importe neto de la cifra de negocios fue de 73,8 millones de euros, lo que representa una caída del 19,4% frente a los ingresos de 91,5 millones de euros de 2013. La empresa ha asegurado que aislando el efecto de los tipos de cambio la facturación se habría mantenido en los mismos niveles del primer trimestre de 2013.
En el análisis por áreas de negocio, Tavex ha destacado que se ha visto perjudicada por el retardo en la recuperación del crecimiento económico en Brasil, "una circunstancia que ha afectado de manera negativa al consumo y, por extensión, a la demanda de ropa de tejido vaquero y de trabajo". Por el contrario, ha subrayado la mejora de las cifras de resultados en las regiones de Europa y Norteamérica, sustentada en la recuperación de los niveles de rentabilidad.
La buena evolución en estas dos unidades, indica la compañía, ha estado marcada por la estrategia de reducción de costes comenzada en el año 2011, "lo que ha permitido reducir de forma muy significativa las pérdidas en dichas regiones, hasta situarse muy cerca de alcanzar un resultado neto positivo".
Por último, la deuda financiera neta de la compañía a 31 de marzo se situó en 298,4 millones de euros, un 10% menos que al cierre del primer trimestre del año 2013 (331,3 millones).