Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Técnicas Reunidas recorta un 20% el beneficio trimestral, pero eleva un 42% su cartera

Técnicas Reunidas registró un beneficio de 30 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 20% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, anunció en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Pese al descenso en las ganancias, la compañía logró elevar en un 45% su cartera de pedidos, que alcanza los 12.037 millones de euros, e incrementó un 16% sus ingresos ordinarios, hasta 1.051 millones de euros.
El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 47 millones de euros, un 4% menos, después de que el margen sobre esta variable se redujese del 5,4% al 4,5%.
Técnicas Reunidas destaca su posición de caja, que asciende a 541 millones de euros en términos netos, y cifra en 75 millones de euros el dividendo que repartirá en 2016.
Para el presente ejercicio, la compañía espera elevar las ventas hasta situarlas en un rango de entre 4.300 y 4.600 millones de euros, lo que supone mejorar los resultados históricos del año anterior.
Pese a la "inestabilidad global del sector del petróleo y el gas", que afecta a la inversión mundial "hasta unos niveles nunca vistos en 30 años", la compañía destaca su capacidad para hacerse con adjudicaciones como la de un proyecto de refino en México u otro de generación eléctrica en Finlandia.
"El ejercicio 2015 fue un año de entrega de proyectos, con casi 7.000 millones de dólares satisfactoriamente ejecutados para nuestros clientes", afirmó el consejero delegado de Técnicas Reunidas, Juan Lladó.
Lladó indicó que la compañía entregará a lo largo del año las unidades pendientes de su proyecto de Sadara, la planta de energía de Nodo Sur, el proyecto de Total en Bélgica y una instalación mejoradora en Canadá.