Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica de España destinará 2.900 millones a cubrir el plan de bajas voluntarias

Telefónica de España destinará aproximadamente 2.900 millones de euros antes de impuestos a cubrir el plan de bajas voluntarias que recogía el primer Convenio Colectivo de Empresas Vinculadas (CEV) que suscribió la empresa con los sindicatos mayoritarios.
Según explica la empresa en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la cantidad destinada al 'Plan de Suspensión Individual' se recogerá como gasto de personal no recurrente en el ejercicio 2015.
La empresa calcula que esta iniciativa, que está alineada con los esfuerzos por seguir avanzando en su "transformación y simplificación" y que permitirá una mayor eficiencia en gastos desde 2016, generará un ahorro medio anual de gastos directos de alrededor de 370 millones de euros a partir del segundo año.
En esta línea, la operadora, que ya ha abierto el plazo de inscripción para adherirse al Plan, añade que el impacto de estas medidas será "positivo desde el primer año" en la generación de caja
Por otro lado, Telefónica reitera los objetivos fijados para el 2015, que excluyen gastos de reestructuración no recurrentes como los mencionados anteriormente, y confirma sus compromisos de remuneración al accionista para el 2016.
La fórmula de suspensión individual, con carácter "voluntario y universal", estará abierta a empleados a partir de 53 años que se puedan acoger a estas bajas voluntarias a cambio de reducir su salario. La empresa mientras tanto seguiría costeando la Seguridad Social del trabajador.