Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica, Vodafone y Orange presentan su solicitud de subasta de espectro

Las compañías Telefónica, Vodafone y, previsiblemente, Orange participarán en la próxima subasta de espectro, en la que se volverá a licitar los bloques que quedaron desiertos de puja en el anterior proceso, en concreto, uno estatal de 900 megahercios (MHz), uno regional perteneciente a Extremadura y cinco estatales de 2,6 gigahercios (GHz) en la modalidad de TDD (canales por división de tiempo), según informaron a Europa Press fuentes conocedoras del proceso.
La firma presidida por César Alierta y la filial española de Vodafone, así como probablemente también la de France Telecom, presentarán este lunes su solicitud para acceder al espectro que no se adjudicó en la subasta del pasado mes de julio y al que, en esta nueva convocatoria, podrán acceder sin restricciones, ya que no incluye ningún tipo de límite.
En este sentido, el anterior proceso, que se saldó con una recaudación por parte de las operadoras de 1.647 millones de euros, establecía unos límites de espectro de un máximo de 2x20 MHz en las bandas de 800 MHz y 900 MHz y de 115 MHz en las bandas de 1.800 MHz, 2.100 MHz y de 2,6 GHz.
De la cifra de inversión, unos 1.623 millones de euros correspondieron a las adjudicaciones de los tres grandes operadores Telefónica (668 millones), Vodafone (518 millones) y Orange (437 millones).
Fuentes del sector consultadas por Europa Press criticaron la propuesta del Gobierno para licitar las frecuencias restantes en "tan poco tiempo" de plazo, ya que facilita el acceso a los grandes grupos, que tenían límites en la anterior subasta y poseen gran "músculo" financiero, en detrimento de otros operadores, como Yoigo, Jazztel u Ono.
HIPOTECAR LA COMPETENCIA
"Es una forma de hipotecar la competencia en el mercado móvil hasta, al menos, 2025. Además, el Gobierno recaudará menos dinero que si aplazará la subasta en el tiempo, permitiendo así la participación de más operadores. Todo ello por hacer caja antes", añadieron.
En este sentido, el consejero delegado de Yoigo, Johan Andsjö, explicó recientemente que los bloques de 900 MHz, "los más interesantes" son "demasiado caros". En este sentido, el directivo apuntó que la compañía no podría recuperar la inversión hasta 2022 y, además, estas frecuencias no se pueden utilizar hasta 2015.
Por su parte, el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Juan Junquera, descartó que el espectro quedé de nuevo desierto, pero matizó que el que se presenten o no los operadores depende, en cualquier caso, de su estrategia económica y sus posibilidades.
En cuanto a las fechas, Junquera apuntó que se espera que antes de las elecciones haya finalizado el proceso aunque, ha apostillado que depende de los participantes, si bien, como el espectro es cuantitativamente menor que el anteriormente licitado, es "lógico" que dure menos.