Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica negocia con los bancos la refinanciación y amortización de deuda por cerca de 5.000 millones

Telefónica negocia con las entidades financieras refinanaciar y amortizar deuda por un valor conjunto de cerca de 5.000 millones de euros, según han indicado fuentes del mercado consultadas por Europa Press.
En concreto, la firma española negocia por una parte con las entidades financieras la refinanciación de un crédito sindicado de 3.000 millones de euros y, por otra parte, la multinacional presidida por César Alierta quiere amortizar deuda por un valor cercano a los 2.000 millones de euros
Las fuentes han confirmado así la información publicada este viernes por el diario 'Expansión' que adelantaba esta información indicando que la compañía pretende abaratar y alargar los plazos del crédito que financió la compra de Vivo en 2010, así como amortizar el resto de la deuda que vence en 2015.
Con la primera operación la compañía lograría, además de alargar los vencimientos de la deuda, reducir el precio del crédito por importe de 3.000 millones de euros hasta los 85 puntos básicos sobre Euríbor desde los 110 puntos actualmente en vigor. Además, Telefónica pretende amortizar deuda por cerca de 2.000 millones que vence el próximo año gracias al dinero que obtendrá de la venta de su negocio en República Checa, según el diario.
La Comisión Europea autorizó la semana pasada la compra de la filial checa de Telefónica, incluyendo además el negocio en Eslovaquia, por parte del grupo de inversión holandés PPF. Bruselas ha aprobado esta operación, valorada en 2.467 millones de euros, tras constatar que misma no provocará problemas de competencia en el mercado comunitario.
La deuda neta de Telefónica se situaba a septiembre de 2013 en los 46.101 millones de euros, con un ratio de endeudamiento en 2,30 veces.
No obstante, si se incluyen operaciones de gestión de la cartera de activos no incluidas al cierre del trimestre, como la venta de su filial en República Checa, Telefónica Irlanda e Inversis, y si se neutraliza el impacto de las obligaciones perpetuas subordinadas emitidas en el tercer trimestre para financiar el pago de la operación de E-Plus, la deuda de la multinacional se situaría en 44.634 millones de euros, según los últimos datos publicados por la compañía a cierre del tercer trimestre.